Despliega el menú
Aragón

Lambán reivindica en la RAE la actualización de los aragonesismos en el diccionario

El presidente aragonés visita junto al castellanomanchego Emiliano García-Page la sede de la Real Academia Española y califica la lengua como “el principal sustento, soporte y razón de ser de la gran nación española”.

Javier Lambán, en su visita a la RAE, con Emiliano García-Page y el presidente de la Real Academia, Darío Villanueva (a la izquierda).
Javier Lambán, en su visita a la RAE, con Emiliano García-Page y el presidente de la Real Academia, Darío Villanueva (a la izquierda).
Iñaki Etxarri

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, anunció este martes que la Comunidad volverá a la Fundación pro Real Academia Española, a la vez que reivindicó la “actualización” de los aragonesismos presentes en el Diccionario de la RAE.

Lambán visitó la sede de la Real Academia Española de la Lengua, “casa que piso con un absoluto sentido reverencial”, acompañado por el presidente de Castilla la Mancha, el también socialista Emiliano García-Page, donde fueron recibidos por el director de la institución, Darío Villanueva (Villalba, Lugo, 1950), con el que recorrieron las distintas dependencias de la Real Academia y con quien mantuvieron después una comida de trabajo.

“La lengua española es el principal sustento, soporte y razón de ser de la gran nación española”, subrayó Javier Lambán durante una visita en la que también le acompañaron los académicos aragoneses José Manuel Blecua (Zaragoza, 1939), subdirector de la RAE; la escritora Soledad Puértolas (Zaragoza, 1947) y la secretaria de la Institución, Aurora Egido (Molina de Aragón, 1946), “castellanomanchega de nacimiento, pero aragonesa de adopción, porque con nosotros ha desarrollado todo su trabajo y vida profesional”, además de otro académico, Pedro Álvarez de Miranda (Roma, 1953).

El presidente del ejecutivo regional anunció, “en la casa en la que se administra y se procura el mejor uso posible de uno de los patrimonios inmateriales más importantes de la historia de la humanidad como es la lengua española, que se sustenta en 500 millones de hispanoparlantes”, que Aragón “estudiará volver a la Fundación pro Real Academia, donde ya estuvimos en su día y dejamos de estar”. Lambán también habló de asuntos que “nos importan mucho” como que “la actualización de los aragonesismos incluidos en el diccionario se lleve a cabo de manera permanente”. En este sentido recordó que “en el diccionario de autoridades de principios del siglo XVIII había no menos de 1.000 aragonesismos porque era una de las principales aportaciones dialectales que había en aquellos instantes”.

El presidente del Gobierno de Aragón, que junto a García-Page recorrió el salón de plenos, la biblioteca (donde le mostraron algunos ‘incunables’ con menciones a Aragón, como  una edición del Quijote de 1740), y firmó en el libro de honor de la RAE,  hizo mención igualmente a algunos de los últimos directores de la academia que “han sido aragoneses”. Como Fernando Lázaro Carreter, Pedro Laín Entralgo, el profesor Blecua… otros directores como Alvar, que pasaron por la Universidad de Zaragoza, los académicos que nos acompañan en esta visita o el profesor Federico Corrientes, que dentro de poco pasará a formar parte de la Real Academia y que durante 40 años ejerció la docencia en la Universidad de Zaragoza”.

El presidente aragonés consideró que la lengua española es lo que “más proyección internacional debe de dar a nuestro país, sustentada en 500 millones de hispanoparlantes que hasta ahora nuestro país no ha sabido entender de manera cabal”.

Lambán reivindicó igualmente el carácter “cervantino por excelencia” de Aragón, “no tanto como Castilla la Mancha, cuyo presidente me acompaña en esta visita”, pero no debemos de perder de vista que parte de las aventuras de don Quijote transcurren en Aragón. Somos una tierra con muchos kilómetros de ruta del Quijote”.  Igualmente, el mandatario socialista preguntó a los académicos por “esa especie de vigesimotercera academia del español que está a punto de constituirse, que sería la academia del ladino, del lenguaje sefardita, en la que nosotros tenemos mucho que decir”.

También criticó al “Gobierno de España, que en los últimos años ha reducido en un 50% las aportaciones a la Real Academia, porque desatender a la Real Academia es desatender a España y es incurrir en una frivolidad y en una irresponsabilidad absolutamente imperdonable y Aragón y el Gobierno de Aragón hará todo lo posible por enmendar esta situación”.

García-Page, por su parte, como también hizo Lambán, reivindicó la lengua española como “símbolo de unión entre todos los españoles y como vehículo y garantía de los mismos derechos para todos los españoles, vivan donde vivan”.

Por todo ello, finalizó Javier Lambán, “Aragón se siente muy vinculado a esta casa”, afirmó,  “y ahora que nuestro país atraviesa por una fuerte crisis política, es muy importante que todos los poderes públicos vengamos aquí y nos comprometamos con una parte sustancial de nuestro país como es el idioma y haciendo gestos como que Aragón vuelva a la Fundación”.

Etiquetas
Comentarios