Despliega el menú
Aragón

Saldón, 10 vecinos y un coche de la DGA a la semana para ir a Teruel

Este municipio de la Sierra de Albarracín reclama más transporte público, banda ancha para internet y puestos de trabajo, pensados para la mujer, que fijen la población.

Eduardo Sánchez -a la derecha- y un vecino, Enrique Romero
Eduardo Sánchez -a la derecha- y un vecino, Enrique Romero
Jorge Escudero

Saldón, en la Sierra de Albarracín, sufrió un primer golpe migratorio después de la Guerra Civil, cuando muchos vecinos se fueron a Barcelona. Pero fue algo "puntual", dice el alcalde, Eduardo Sánchez, quien explica que el verdadero"éxodo general" se produjo a partir de 1965, cuando la gente "se fue a Madrid" en busca de trabajo, ante el declive de la ganadería, la agricultura y el aprovechamiento del monte, los 3 pilares de la economía del pueblo.

Con diez vecinos en invierno –censados hay 30–, el listado de carencias de Saldón es interminable. El médico acude solo un día a la semana y para ir al centro de salud comarcal de Albarracín –a 22 kilómetros– no hay autobús. El único medio de transporte público de que disponen los habitantes,"todos mayores", es un microbús de 9 plazas financiado por la DGA que los jueves los lleva hasta la capital turolense, a 35 kilómetros. Pueden usar el autobús escolar, pero solo hasta que llega el verano y recorriendo por sus propios medios los 3 kilómetros hasta el cruce de Valdecuenca.

"Si no se crean pronto puestos de trabajo en la zona para mujeres, que son el núcleo del hogar, la población desaparecerá", advierte el alcalde. Sánchez reclama banda ancha en Saldón, ya que muchas personas le han manifestado su deseo de instalarse allí para trabajar desde casa"sin estrés", pero desisten de la idea al ver el mal funcionamiento de internet. El único local de ocio es un teleclub de los años 70 que los vecinos gestionan en común.

«Estamos desatendidos", se queja una vecina, Araceli Alpuente."Ya no hay niños, ni escuela ni tienda y, como somos mayores, estamos todos quietos en casa y las calles vacías del todo" continúa."Un poco más de atención es lo que necesitamos los pueblos pequeños», asegura.

Etiquetas
Comentarios