Despliega el menú
Aragón

Sijena ya muestra gran parte de su tesoro artístico

El monasterio ya exhibe gran parte de las 95 piezas recuperadas tras una larga batalla judicial con Cataluña.

Sijena ya exhibe su tesoro artístico
Sijena ya exhibe su tesoro artístico
Rafael Gobantes

El monasterio de Sijena ya exhibe gran parte de su tesoro artístico. El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha asistido este viernes por la tarde a la apertura oficial de la exposición instalada en los antiguos dormitorios del cenobio, donde están 95 de las 97 obras recuperadas tras una larga batalla judicial con Cataluña.

Dentro de las piezas expuestas, hay auténticas joyas como las cajas sepulcrales de las prioras, del siglo XV, los alabastros del escultor Gabriel Joly o, por ejemplo, la predela del retablo de la Piedad. También hay valiosas tablas y lienzos.Todas salieron en los años 70 del monasterio, es decir, hace casi medio siglo, y desde entonces, la mayoría permanecían fuera del alcance del público.

Aunque todas las piezas están en el monasterio, solo algunas han sido seleccionadas para la exposición. Por ejemplo, de las últimas 44 llegadas desde el Museo de Lérida, se muestran 32, ya que las otras 12 están en mal estado de conservación, según ha explicado Lambán. Aún así son muchas más de las que exhibía Cataluña, que solo mostraba 7 de las 95. El resto, 88, estaban ocultas en los almacenes. Además, las dos que faltan para cumplir de forma completa con la sentencia judicial que declaró nulas las ventas y que ordenó su restitución al cenobio fueron extraviadas por la Comunidad vecina, sin que todavía haya respuesta sobre su paradero.

Además de las 44 que retenía el Museo de Lérida, hay otras 51, todas procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), que fueron entregadas en julio de 2016 y que ya habían sido expuestas al público. De hecho, la muestra ha sido reabierta hoy después de un paréntesis de alrededor de dos meses, el tiempo que han invertido los técnicos de la DGA en desembalar y analizar las 44 llegadas desde Lérida.

Los bienes están expuestos en la sala de los antiguos dormitorios, en cuyo acondicionamiento la DGA ha invertido alrededor de 400.000 euros, todo con el objetivo de preservar y exhibir "de forma adecuada y digna" el tesoro artístico del monasterio, declarado Monumento Nacional, ha subrayado Lambán.

No es el lugar definitivo. De hecho, todavía tiene la apariencia de la reserva de un museo, con peines, vitrinas y muebles que garantizan la conservación de las piezas hasta la creación de un nuevo espacio expositivo, el definitivo, que está incluido en el Plan Director que se presentará el próximo 4 de abril y que ha sido encargado a Pemán y Franco Arquitectos.

En su visita, Lambán ha señalado que el Plan Director incluirá actuaciones dirigidas a la "recuperación integral" del cenobio así como un "proyecto museistico para todas las obras, incluyendo las que faltan por venir, desde las pinturas murales hasta todas las reclamables, es decir, aquellas que salieron después de la declaración de Monumento Nacional de 1923".

"Ahora mismo estamos estudiando  la situación y emplazamiento de todas las obras que son susceptibles de volver y tras ello,  Aragón litigará por todas y cada una de ellas con el fin de devolver su esplendor al monasterio", ha dicho.

Abierta viernes y sábados

Tras la apertura oficial, ya es posible acceder a la exposición con los bienes, que permanecerá abierta los viernes y sábados de 10.00 a 14.30 y de 16.00 a 19.00. Habrá visitas guiadas cada media hora. El servicio correrá a cargo de Turismo de Aragón. La entrada tendrá un precio de 3 euros, excepto para los menores de 6 años de edad, que podrán acceder de forma gratuita.

Durante la etapa anterior, cuando solo estaban las 51 obras procedentes del MNAC, la exposición también se abría los domingos. No obstante, de momento, este día de visita ha sido suprimido atendiendo al ruego realizado por las moradoras del enclave, la orden de Belén.

De las 95 piezas, 44 llegaron el pasado 11 de diciembre por orden judicial tras una compleja operación llevada a cabo en el Museo de Lérida, que conllevó un amplio despliegue policial y dejó imágenes de gran tensión. El magistrado ordenó su incautación forzosa ante la reiterada desobediencia de la Generalitat, que había sido advertida y además, conocía los riesgos de su rebeldía. Desde la aprobación de la ejecución provisional de la sentencia (11 de julio de 2015), que ordenó su vuelta al monasterio, fueron señaladas hasta tres fechas de entrega voluntarias (septiembre de 2015, julio de 2016 y julio 2017), todas ellas incumplidas desde Cataluña, lo que llevó al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de Sijena a solicitar la intervención de la fuerza pública. La decisión final fue adoptada por el magistrado.

Antes, agotó todas las vías, incluido el envío de un requerimiento al propio Íñigo Méndez de Vigo, que, en virtud del artículo 155, era el responsable del departamento catalán de Cultura y que podría haber ordenado el envío voluntarios de las obras, aunque no lo hizo.

El fallo judicial, que fue dictado en 2015, declaró nulas las operaciones de compraventa llevadas a cabo entre las religiosas y la Generalitat y el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) en los años 1983, 1992 y 1994. Las ventas fueron ilegales, ya que se realizaron incumpliendo las normas de patrimonio aplicables y además, corrieron a cargo de la priora de Valldoreix, Pilar Sanjoaquín, que carecía de potestad legal sobre los bienes del monasterio. Las obras no eran suyas sino de la Comunidad de Sijena.

Etiquetas
Comentarios