Despliega el menú
Aragón

La juez deniega la libertad al hombre que destrozó la vivienda familiar a martillazos

Considera que persiste el riesgo de que regrese a Magallón y ataque a su mujer, su hijo y su suegro.

Una hora a martillazo limpio en la casa familiar
Una hora a martillazo limpio en la casa familiar

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Zaragoza ha decidido denegar la salida de prisión a Wieslaw K. T., el hombre de 42 años que el pasado mes de enero atacó a su mujer en Magallón y destrozó la vivienda familiar a martillazos. El hombre solicitó hace unos días su puesta en libertad ofreciéndose a aceptar una serie de medidas, como la colocación de una pulsera de seguridad, la prohibición de acercarse al pueblo, el pago de una fianza y el compromiso de someterse a tratamiento psiquiátrico para la depresión. Sin embargo, la instructora cree que nada ha variado con respecto al momento en que se acordó la medida y se niega a dejarlo salir de Zuera.

A la hora de pronunciarse, la juez ha tenido en cuenta el informe previo de la Fiscalía, que también se opone a la libertad provisional. Según esta, persisten los motivos que llevaron a adoptar la medida, destacando la "desmesurada agresividad" que mostró Wieslaw K. T. y el "evidente riesgo de reiteración delictiva".

Pero el ministerio público va mas allá y recuerda que del visionado de la declaración del investigado se deduce que "está obsesionado con el domicilio familiar, que considera como suyo". Bajo esta premisa, apunta la acusación pública, para el encausado sus acciones estaban "plenamente justificadas". Y de ahí su miedo de que, una vez libre, pueda volver a presentarse en la casa de Magallón y atacar a su esposa, su hijo o su suegro.

Decisión "perjudicial y lesiva"

La defensa, a cargo del letrado Marco Antonio Navarro, no comparte ni el criterio de la jueza ni el de la Fiscalía, por lo que ya ha recurrido ante la Audiencia Provincial el auto que prorroga la prisión provisional. Para el letrado, la resolución resulta "perjudicial y lesiva" para su cliente, puesto que no podrá salir de Zuera, dice, pese a que los delitos por los que se le investiga no conllevan penas importantes. Según este, se le atribuye un delito básico de daños y otro de amenazas que se castigan con multa y una pena de 6 meses a dos años, respectivamente.

"Según los criterios de la jueza, mi cliente tiene que estar en prisión provisional permanente", señala la defensa en el escrito que ha dirigido a la Audiencia, a la que pide que celebre una vista para conocer de forma directa el caso antes de decidir definitivamente sobre la puesta o no en libertad. "¿Qué finalidad cumple la prisión provisional en este caso? Si cuando salga el juicio el marco penológico no es muy alto, ¿por qué mi representado tiene que estar preso?", se pregunta.

La abogada de la mujer del encausado, Amparo Romero Pascual, se posicionó también en contra de su salida de prisión. "Creemos que ninguna de las medidas que propone garantizan la seguridad de esta mujer", aseguró hace unos días a este periódico.

Etiquetas
Comentarios