Aragón
Suscríbete

El atasco de los hospitales indigna a Teruel y enciende la mecha de una gran protesta social

Teruel Existe y los sindicatos sanitarios hablan de "excusas" y "tomadura de pelo" a la provincia. La Plataforma por los Servicios Públicos del Bajo Aragón recogerá firmas contra el parón.

El vallado y poco más. Cuatro meses después de que se pusiera la primera piedra del hospital de Alcañiz, aún no ha comenzado el movimiento de tierras, como muestra la fotografía. Este tiempo ha servido para vallar la superficie afectada y realizar desbroces, pero las máquinas para la construcción no trabajan todavía en la zona.
El vallado y poco más. Cuatro meses después de que se pusiera la primera piedra del hospital de Alcañiz, aún no ha comenzado el movimiento de tierras, como muestra la fotografía. Este tiempo ha servido para vallar la superficie afectada y realizar desbroc
Laura Castel

El aviso en el último pleno de las Cortes por parte del consejero de Sanidad, Sebastián Celaya –seguido de una fuerte bronca política–, de la posibilidad de rescindir el contrato a la empresa adjudicataria de la construcción del hospital de Alcañiz alegando la lenta evolución de las obras ha disparado entre la población de la provincia de Teruel todas las alarmas y ha encendido la mecha de una gran protesta social.

Al parón del hospital de Alcañiz se suma el del proyectado para la capital turolense –ambos anunciados en 2005 por el entonces presidente de la DGA, Marcelino Iglesias–, en punto muerto. La historia se repite como una maldición, pues en 1980 ya hubo que indemnizar con 120 millones de las antiguas pesetas a la empresa que iba a hacer el nuevo hospital de Teruel en la zona de Dinópolis por romper el contrato con ella y lo mismo ocurrió en 2012 con el proyecto del Planizar. En esta ocasión, a no ser que la DGA gane el recurso, habrá que pagar a la adjudicataria 3,3 millones de euros antes de ver un ladrillo puesto.

Para el portavoz de la plataforma ciudadana Teruel Existe, Manuel Gimeno, "todo parecen excusas para no hacer los hospitales" y advierte de que "se ha alcanzado tal nivel de indignación entre la sociedad, que se está fraguando una tremenda movilización". "Estamos atascados, no solo en cuanto a los hospitales, también en materia de transporte sanitario. No conseguimos un tren Ave ni buenas carreteras, y todo ello genera despoblación", afirma.

Gimeno sostiene que los "fracasos" y las situaciones absurdas "han dejado de ser noticia en Teruel porque se han convertido en habituales". "Que el Gobierno aragonés apostase por Teruel; eso sí que sería una novedad", dice. "El enfado entre la gente es mayúsculo –insiste el portavoz de Teruel Existe– y se está preparando una protesta gorda".

Desde CESM, sindicato médico mayoritario en Teruel, califican de "tomadura de pelo a los turolenses" el eterno retraso de los dos hospitales y afirman que lo único que ha hecho el Gobierno aragonés son "anuncios electorales que no van a ninguna parte", refiriéndose al propio compromiso de Iglesias en 2005, a la presentación de la maqueta del proyecto de Teruel en 2011, al desbroce de los terrenos del Planizar en 2015 y a la primera piedra del hospital de Alcañiz en 2017 –coincidiendo con las Primarias del PSOE–. "Los políticos rentabilizan más cualquier actuación en Zaragoza y dan largas a los proyectos en Teruel", añaden. La formación sindical anuncia que apoyará "cualquier reivindicación de la población, porque los hospitales hacen falta".

La secretaria del sindicato de enfermería Satse en Teruel, Alicia Lázaro, apremia al Gobierno aragonés a construir los dos hospitales, una demanda social histórica, "porque son los pacientes y los trabajadores los que sufren la falta de espacio en los edificios actuales". Pone como ejemplo que escasean las camas a la hora de aislar a enfermos y que ambos centros, con habitaciones compartidas, se han quedado obsoletos. "Es penoso, no se ven ganas de hacer hospitales modernos", dice.

El presidente de la Federación Vecinal de Teruel, Pepe Polo, destaca que los continuos problemas en la construcción de los hospitales han generado el "descrédito" de la Administración Autonómica entre la población. "Hay indignación y hastío y tenemos que luchar por nuestro futuro", afirma.

Malestar en Alcañiz

La Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos y los Derechos Sociales del Bajo Aragón Histórico anuncia una recogida de firmas contra el parón de las obras del hospital de Alcañiz si no comienzan inmediatamente los trabajos. Además, estudia convocar concentraciones de protesta todos los domingos a fin de conseguir que la construcción se agilice. La asociación reclama al presidente de la DGA, Javier Lambán, que cese a Celaya y se encargue personalmente del inicio de las obras. No obstante, el consejero de Sanidad expresó este sábado en Teruel su confianza en que pronto arranquen los trabajos del hospital de Alcañiz y, asimismo, se liciten los del de Teruel, al objeto de que la construcción empiece este año.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión