Despliega el menú
Aragón

"Las abejas te ayudan a comprender el cambio climático"

La empresa Apícola Cortés, instalada en Orés, en la comarca de las Cinco Villas, comercializa miel artesana de tres variedades propias de la zona.

En la imagen, Roberto y su padre en el exterior de la envasadora.
En la imagen, Roberto y su padre en el exterior de la envasadora.

Cuando Roberto Cortés era tan solo un niño, le encantaba ir con su padre, Jesús, a recoger la miel de los ‘jacientes’, unos tubos construidos con vasos de caña forrados, resguardados por un tejado, característicos de la zona de las Cinco Villas.

En estos paseos infantiles, Roberto, que en la actualidad trabaja como bombero forestal, aprendió muy pronto, gracias a las enseñanzas de su familia, que si no existieran polinizadores naturales como las abejas, no habría plantas y tampoco existirían los animales herbívoros. Además, sin estos, los carnívoros no tendrían hueco en este mundo. De manera que al hombre le quedarían muy pocas posibilidades de sobrevivir sin estos insectos. De hecho, hay estudios que afirman que un tercio de la alimentación que consumimos diariamente es producto de la polinización de las abejas.

Consciente de su importancia y animado por su padre, hace cinco años Roberto decidió continuar con la tradición familiar y lo hizo instalando cien colmenas en el término municipal de Orés, su localidad natal, donde hay otros apicultores que trabajan a pequeña escala. «Decidí poner en marcha una explotación mayor porque el mundo de la miel siempre me ha interesado mucho. Durante estos años he leído y me he formado todo lo que he podido, porque es un campo complicado, que te exige saber mucho de muchas cosas. Las abejas te enseñan todos los días y te ayudan a comprender cosas tan importantes como el cambio climático, porque ellas son las primeras en percibir los cambios, la falta de lluvia o la subida de temperaturas», indica.

En el último año, Roberto ha ampliado el número de colmenas con el objetivo de incrementar la producción de miel, que ahora ronda los 800 kilos al año y que comercializa, sobre todo, en su propia localidad natal y en varias tiendas de Ejea de los Caballeros. Miel de tres variedades diferentes, romero, milflores y encina, que envasa y distribuye directamente, sin intermediarios.

«Con las nuevas colmenas, confiamos en incrementar considerablemente la producción y entonces si que nos plantearemos la comercialización a través de una página web. Es un tema que me motiva mucho, ya que nos permitirá expandir las líneas de negocio y, de esta manera, más consumidores puedan disfrutar de nuestra miel».

Mientras esto ocurre, él ocupa el tiempo libre que le deja su trabajo en cuidar sus colmenas y trasladarlas de un sitio a otro, dependiendo de la estación del año, buscando el mejor alimento y las mejores condiciones climáticas y ambientales para ellas.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios