Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Educación

Los padres de la concertada critican las nuevas zonas escolares de Zaragoza

Los padres y sindicatos de la pública aplauden la medida. Están afectados algunos de los colegios más demandados.

P. Figols. Zaragoza 15/02/2018 a las 05:00

La nueva división de las zonas escolares de Zaragoza ha sido acogida de manera muy diferente por las familias de la escuela pública y la concertada: las primeras aplauden la medida, mientras que la federación de la concertada la critica duramente. Fecaparagón considera "innecesaria" la división de la macrozona 5 en dos y la creación de una nueva zona 8 para Romareda, Valdesapartera y Arcosur. Consideran que estos cambios son una "imposición" y critican que "la DGA limita la libertad de elección de las familias".

Los cambios en el mapa de zonas escolares afectarán a casi la mitad de la ciudad. La actual zona 5 abarca el 40% de Zaragoza: una área muy extensa desde la plaza de España hasta Arcosur. Esta zona se divide ahora en dos: la zona 5 (Centro, entorno de plaza de San Francisco, Torrero y Parque Venecia) y la zona 8 (Romareda, Valdespartera y Arcosur). La calle Violante de Hungría y el Parque Grande marcarán la división entre las dos áreas, según la propuesta de la DGA presentada el martes en la comisión de garantías. El mapa definitivo se presentará próximamente, antes del proceso de escolarización.

La propuesta de la DGA busca crear un mapa más equilibrado adaptado al crecimiento de la ciudad por el sur y prevé reducir la ratio en la nueva zona 5. Parque Venecia y la zona 8 continuarían con un máximo de 25 alumnos por clase. La Federación de asociaciones de la escuela pública (FAPAR) y los sindicatos de profesores llevaban mucho tiempo pidiendo este cambio.

"La división de la zona 5 es una buena medida, que permitirá ordenar mejor las plazas escolares y ayudará a consolidar la población en los barrios. Esperamos que también se acometa una bajada de ratio, ya que el descenso demográfico lo permite", señalan desde FAPAR. "Nos parece razonable y sensato. La zona 5 estaba sobredimensionada. El cambio facilitará un mejor reparto del alumnado y evitará la concentración excesiva en los colegios de La Romareda, a los que acuden niños de toda la ciudad", afirma Alfonso Alegre, portavoz de CGT.

"La proximidad al domicilio familiar ya está suficientemente favorecida en los actuales criterios de escolarización por el punto de proximidad (un punto extra si la vivienda está a menos de 1 kilómetro del centro escolar) y por la preferencia del domicilio familiar al lugar de trabajo. La Administración debería estudiar eliminar zonas escolares en vez de aumentarlas", destaca Fecaparagón. "Ha sido una decisión unilateral, que no nos han consultado en ningún órgano", lamenta el presidente de la entidad, Miguel Ángel García Vera.

"Personalmente, no veo mal el cambio. Hay que adecuar la situación a la realidad existente. La zona sur de Zaragoza ha crecido mucho, mientras en el resto de la ciudad disminuye el número de alumnos", señala José Luis Sampériz, presidente de la asociación de escuelas católicas de Aragón Educación y Gestión (que agrupa a la mayoría de los colegios concertados).

Afecta a colegios muy demandados

Entre los colegios afectados por la división de la actual zona 5 están algunos de los públicos y concertados más demandados de Zaragoza y que tradicionalmente tienen que hacer sorteo. Entre ellos figuran los públicos de la Romareda (Doctor Azúa, Cesáreo Alierta, Eliseo Godoy y César Augusto) y algunos concertados como Compañía de María, Agustinos, Corazonistas, Jesuitas, Marianistas, La Salle Franciscanas, Sagrado Corazón-Moncayo o Rosa Molas.

Con la nueva distribución, las familias del Centro, Torrero y Parque Venecia tendrán preferencia en los colegios de su zona (Compañía de María, Agustinos, Corazonistas, por ejemplo), pero no en los de la Romareda y Casablanca (como Jesuitas o Rosa Molas).  Y las familias de Valdespartera y Arcosur podrán elegir entre los colegios de sus barrios y los de la Romareda.

"Creemos que a nosotros no nos va a afectar mucho. Nuestro colegio de Agustinos es muy demandado por familias que viven o trabajan en el centro. Los colegios de la zona de Romareda sí notarán el cambio. Estamos esperando también que nos aclaren cómo quedará la ratio en la zona 5. Este año hay mucha incertidumbre sobre cómo afectarán los cambios al proceso de escolarización", reconoce el director de Agustinos, Ricardo Paniagua.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo