Aragón

Diez operarios darán un nuevo impulso a la construcción del albergue de Fonz

La Sabina pertenece a la Asociación Down Huesca y se concibe como una escuela de vida independiente para las personas con discapacidad intelectual.

Diez operarios darán un nuevo impulso a la construcción del albergue de Fonz
Down Huesca

La construcción del albergue de La Sabina, en Fonz, da un paso más con el nuevo taller de empleo que se va a llevar a cabo en estas instalaciones de la Asociación Down Huesca. En total, diez operarios van a poner en práctica los conocimientos adquiridos en las sesiones teóricas mientras avanzan en convertir este espacio en una realidad.

El taller está subvencionado por el Inaem y tendrá una duración de un año. Ha comenzado esta misma semana y los alumnos-trabajadores son personas en situación de desempleo, mayores de 25 años y dedicados al módulo de albañilería. En concreto, se van a especializar en alicatado y embaldosado.

Dentro de esta acción, se contempla, además, la contratación de un arquitecto y de un jefe de obra para dirigir en las sesiones prácticas a los diez alumnos y futuros albañiles. Durante los próximos 12 meses, se alicatará y embaldosará la primera planta del albergue y se terminarán las habitaciones.

Hasta la fecha, las obras llevadas a cabo en La Sabina han sido fruto de otros dos talleres de empleo similares al que arranca ahora. También se han organizado campos de trabajo y se ha contado con la colaboración de padres del colectivo que se han dedicado a estas tareas de forma altruista.

Las condiciones actuales del albergue han permitido celebrar en él algunos campamentos y campos de trabajo universitarios. No obstante, el objetivo de Down Huesca es convertir este espacio en una escuela de vida independiente para las personas con discapacidad intelectual.

Para ello, se ha contado con el apoyo de otras entidades sociales, como la Fundación Once. También se han recibido subvenciones de organismos públicos, como el Gobierno de Aragón o la Diputación Provincial de Huesca, así como otras ayudas económicas de empresas privadas.

Tras las labores del taller de empleo de este año, por delante quedaría trabajo de fontanería y electricidad, además de adquirir equipamiento. Desde la entidad confían en recibir las ayudas necesarias para hacer frente a estos últimos pasos y se prevé que el albergue podría estar en funcionamiento entre la primavera y el verano de 2019.

Etiquetas
Comentarios