Despliega el menú
Aragón

El grupo Saphir compra la antigua sede del PP-Aragón por 776.000 euros

Adquiere el edificio por un 30% más del precio fijado en la subasta y lo suma a su nómina de inmuebles en la ciudad

El inmueble, de 648 metros cuadrados, está situado enfrente del teatro romano.
El inmueble, de 648 metros cuadrados, está situado enfrente del teatro romano.
Guillermo Mestre

El grupo empresarial zaragozano Saphir, especializado en la fabricación de perfumes, ha comprado la antigua sede del PP-Aragón situada frente al teatro romano por 776.000 euros. El partido ha logrado vender el edificio, de 648 metros cuadrados de superficie, por un 30% más del precio por el que se salió a subasta el pasado otoño y por el que se llegaron a interesar varios inversores.

La escritura de compraventa se firmó el pasado mes de diciembre, de modo que la sociedad patrimonial del grupo zaragozano, Gestión Patrimonial Corinto SL, ha ampliado su nómina de inmuebles en la capital. Y no anda precisamente corta de fondos, puesto que hace ahora dos años casi duplicó su capital suscrito hasta superar los 28 millones de euros.

El edificio, situado en el chaflán de las calles de Verónica y Pedro Joaquín Soler, lleva cerrado desde hace siete años, los que lleva el PP como inquilino en su sede actual, en la Gran Vía, y que en quince días abandonará para ocupar la antigua comisaría de la calle de Ponzano, igualmente en régimen de alquiler.

El partido adquirió el inmueble en 1997, que sirvió de sede con antelación a la compañía de seguros Previasa, fundada por Publio Cordón y que acabó integrada en DKV. Su propiedad era compartida hasta ahora por el PP-Aragón y el PP -Zaragoza, que por indicación de la dirección nacional seguirán de alquiler en la ciudad pese a obtener una sustanciales plusvalías.

Los 648 metros cuadrados del inmueble están repartidos entre un sótano y siete plantas, incluida la de la calle, con fachada a las dos citadas calles y unas inmejorables vistas al teatro romano.

La formación política llegó a fichar a un arquitecto para que preparara una memoria sobre la posible reutilización de su sede como un bloque de pisos. Su objetivo era calcular su valor de mercado y poder así fijar un precio de subasta, que convocó por invitación y se celebró a finales del año pasado. Varios promotores visitaron el inmueble, pero no llegaron a presentar una oferta porque, según fuentes del sector inmobiliario, «no les salían los número» para transformarlo en pisos y venderlos

Cada una de las plantas solo da para un apartamento de unos 60 metros útiles, ya que buena parte de la superficie se consume con el núcleo de comunicación interior, formado tanto por unas escaleras como la caja del ascensor. De este modo, se podrían habilitar un máximo de seis viviendas, con una repercusión del precio de venta de casi 130.000 euros, a lo que habrá que sumar la factura de su transformación.

Desde el grupo Saphir, con el que este diario contactó ayer, no pudieron detallar el futuro uso para el edificio, que según las citadas fuentes del sector sí podría tener salida para apartamentos de alquiler dado el cariz de sociedad patrimonial de la nueva propiedad.

Etiquetas
Comentarios