Despliega el menú
Aragón

Denuncian a Sanidad por el caso del fármaco Agreal, con 32 aragonesas afectadas

El abogado que lleva el caso cifra en más de 3.000 las damnificadas a nivel nacional.

Imagen de una movilización de las asociaciones de afectadas.
Imagen de una movilización de las asociaciones de afectadas.

Las afectadas por el consumo del fármaco para los síntomas de la menopausia Agreal, retirado del mercado en el año 2005 y que habría provocado diferentes secuelas mentales y físicas (especialmente a nivel endocrino), han denunciado al Ministerio de Sanidad por una presunta vulneración de derechos fundamentales, según explica el abogado que las representa, Francisco Almodóvar. El letrado cifra en 32 las aragonesas afectadas, un número que ascendería por encima de las 3.000 a nivel nacional.

“La denuncia se pone contra el Ministerio de Sanidad por el caso omiso que se ha hecho a unas ciudadanas con unos daños físicos y psiquiátricos evidentes, en un caso que consideramos que lesiona el derecho fundamental de las víctimas a la integridad física y moral. Está demostrado que cuando se toman benzodiazepinas durante un largo período, superior a los tres meses, se provocan unos daños neurológicos de tipo crónico, irreparables”, indica Almodóvar en declaraciones a HERALDO.

Sanidad dispone de veinte días hábiles para contestar (el plazo concluirá el 6 de febrero). “Si no responde, el caso pasará a un juzgado contencioso-administrativo y se iniciará la demanda por vulneración de los derechos fundamentales”, apunta el jurista. Almodóvar también lleva dos casos promovidos por las dos asociaciones de afectadas -Agreal Luchadoras y Enfermas del Agreal en España- , un proceso penal en un juzgado de Madrid contra la farmacéutica francesa que elaboraba el medicamento y un proceso civil en Valencia.

El letrado asegura que “en los casos que se promovieron hace años, los abogados no tuvieron acceso a los documentos confidenciales que han permitido ampliar la literatura científica sobre el caso ya que contienen datos sobre los estudios previos y sobre los ensayos, de los que sacaron a mujeres afectadas para falsear los resultados”. Ninguno de los procedimientos abiertos a principios de la década pasada condenó a la farmacéutica en cuestión, la francesa Sanofi.

Almodóvar indica que “la treintena de aragonesas afectadas por el consumo prolongado de Agreal podrán acceder a la demanda una vez se presente”, aunque ya hubiesen denunciado en el pasado.

“Una intoxicación crónica”

Según las organizaciones denunciantes, "la clave del caso de graves reacciones adversas provocadas por el medicamento radica en los vicios de información del prospecto del fármaco que llevó a ser recetado de manera errónea al omitirse en el mismo efectos secundarios, interacciones y contraindicaciones". Esto ha provocado, aseguran, que "cientos de mujeres, que apenas sufrían sofocos, padecieran una intoxicación crónica que ha generado secuelas irreparables".

Las afectadas sostienen que los daños de Argeal están "bien documentados" en el estudio 'Enfermedad por las reacciones adversas por tratamientos de muy larga duración con Veraliprida', realizado por profesores de la Universidad de Alcalá de Henares y publicado en 2016 en la Revista Actualidad del Derecho Sanitario. Y para sustentarlo -añaden-, ponen en conocimiento de la administración los datos confidenciales de ensayos clínicos que el laboratorio alberga en sus oficinas centrales en París y a las que las asociaciones han podido “acceder gracias a la Agencia Europea del Medicamento (EMA)”.

"El estudio de dichos datos, confrontados con la literatura científica, prueba que la empresa sabía que el consumo prolongado (durante más de tres meses y hasta varios años) de Agreal era muy peligroso por sus reacciones adversas psiquiátricas y neurológicas, entre otras", agregan.

El 20 de mayo de 2005, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) comunicaba a los profesionales sanitarios la decisión de suspender la comercialización de Agreal, tras concluir que "su balance beneficio-riesgo resultaba desfavorable en las indicaciones autorizadas". Además, según la Aemps, podían aparecer "determinadas reacciones adversas" de tipo neurológico durante el tratamiento y también psiquiátricas al interrumpir el tratamiento.

Etiquetas
Comentarios