Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Cinco consejos para el examen del MIR

David de las Cuevas, de la Universidad de Zaragoza, obtuvo en 2017 la décima mejor nota de toda España.

No dejes que los nervios se apoderen de ti
No dejes que los nervios se apoderen de ti
Toni Galán

Parece que era ayer cuando estábamos deseando a todo el mundo "feliz año" y ya estamos a punto de comenzar el segundo mes de 2019. Sin darnos cuenta ya llega febrero, aparentemente, un mes más para cualquier ciudadano medio. Sin embargo, hay un colectivo que en pocos días afrontará uno de los días más decisivos de su vida profesional.

Miles de estudiantes de medicina en toda España se preparan para examinarse el próximo 2 de febrerodel temidoMIR (Médico Interno Residente). Una prueba que, seguramente, marcará su futuro laboral a corto, medio y largo plazo. Por ello, la presión y los nervios es generalmente una de las características más frecuentes entre los aspirantes a conseguir la residencia.

¿Quién mejor que alguien que ya ha pasado el trámite y, encima, con nota para rebajar la tensión? David de las Cuevas logró en 2017 la décima mejor nota del MIR en toda España. Desde otro punto de vista, este cardiólogo ofrece cinco claves para todos aquellos que en pocos días se enfrentarán al examen.

Carrera de fondo: no es un examen cualquiera, por lo tanto su preparación tampoco será la misma que la de cualquier prueba que nos hayamos enfrentado durante la carrera. Sé consciente que debes ser constante durante aproximadamente un año y medio. No quieras llegar antes de tiempo porque lo único que harás es desfondarte para nada. "No sirve de nada hacer ninguna tontería", advierte De las Cuevas. Mente fría: no permitas que los nervios te jueguen una mala pasada. Es verdad que estás sometido a mucha presión, pero "hay que tratar de mantenerse libre de pensamientos estúpidos". No siempre más es mejor: conviene ir de más a menos, aunque parezca un poco "paradójico". David compara el examen del MIR con un maratón. "No tiene sentido meterse ninguna paliza. La idea antes de la carrera es no lesionarte y llegar en las mejores condiciones a la prueba. Aquí es igual, no tiene sentido que los últimos días os destrocéis", aconseja. Intenta llegar en un estado óptimo a la prueba, tanto física como mentalmente. Satisfacción: el resultado, casi siempre, suele ser positivo, aunque no fuera el deseado. "Todas las personas con las que he hablado, tanto antes como después, están contentas con lo que hacen. Si queréis hacer una especialidad y no os llega la nota, u os tenéis que marchar fuera, no pasa nada". Trabajo duro: es evidente que parar superar un examen de estas características, además de todos los consejos anteriores, es necesario un importante y arduo trabajo previo. Estudia, sé constante y no te des nunca por vencido.- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios