Despliega el menú
Aragón

Las contratistas solicitan la suspensión temporal

En un extenso informe, explican múltiples deficiencias que impiden continuar con los trabajos

Tres camiones 'dumper', parados junto a la N-232, el pasado día 15.
Tres camiones 'dumper', parados junto a la N-232, el pasado día 15.
Toni Galán

Las constructoras de la autovía de Logroño entre Figueruelas y Gallur, Ferrovial y MLN, han solicitado a Fomento suspender temporalmente la obra ante la "alteración sustancial" de las condiciones de ejecución que supone seguir en los tajos no afectados por la modificación del proyecto. En un extenso informe enviado al Ministerio, la unión temporal de empresas desaconseja continuar "desde un punto de vista de la eficiencia económica".

Para ello, sostiene que los puntos en los que sí pueden trabajar no son sustanciales para el tramo de la autovía y, por tanto, no mejoraría el plazo previsto para su finalización y puesta en servicio.

Las contratistas explican que mantener las máquinas obligaría a una "planificación muy distinta" de la prevista, con unos rendimientos "mucho menores", además de un importante sobrecoste,que en una primera estimación elevan a 891.000 euros.

Su solicitud, presentada el pasado día 10, no ha sido atendida por el momento, ya que operarios y máquinas seguían trabajando esta semana en varios puntos del tramo, entre Pedrola, Luceni y Gallur.

En su informe, detallan a lo largo de 28 folios las vicisitudes de la obra y se centran especialmente en el impacto de la modificación del proyecto tras detectarse distintas deficiencias. Así, estiman que el modificado tiene una afección directa sobre todas las partidas, sumando un importe 36,9 millones sobre el total de 40,7 millones aún por ejecutar de este tramo de la A-68.

Entre las deficiencias enumeradas, destaca el hecho de que el proyecto no contemplara que durante la primera fase hiciera falta invadir un carril de la N-232, "impidiendo por tanto el mantenimiento del tráfico", que no incluyera todos los desvíos necesarios o la necesidad de reponer todas las juntas de estanqueidad de la tubería de impulsión del embalse de La Loteta (que se debe desmontar para las obras).

Igualmente, las adjudicatarias evidencian que no se pueden acometer las pilas de apoyo del viaducto previsto "por encontrarse situadas en la AP-68 y verse afectadas por los desvíos de tráfico incluidos en la propuesta de modificado".

Etiquetas
Comentarios