Despliega el menú
Aragón

Un taller literario en bajorribagorzano complementa este año el concurso 'Condau de Ribagorza' que convocan Estadilla, Fonz y Graus

Se desarrollará a partir del 16 de febrero en la localidad del Somontano que organiza la XVII edición del certamen de narrativa y poesía.

De izquierda a derecha: Los concejales de Cultura de Graus, Joaquín Baldellou, Estadilla Ana Mur, Fonz María Clusa y el técnico de cultura de Graus Jorge Mur en la Biblioteca de Estadilla.
Un taller literario en bajorribagorzano complementa este año el concurso 'Condau de Ribagorza' que convocan Estadilla, Fonz y Graus
JLP

Los ayuntamientos de EstadillaFonz Graus vuelven a reeditar el concurso literario ‘Condau de Ribagorza’ en las modalidades de narrativa y poesía tanto para adultos como para jóvenes. La presentación de esta edición tuvo lugar ayer tarde en la villa estadillana que este año se encarga de las tareas organizativas, tomando el testigo de Fonz que acogió este concurso itinerante el año pasado.

Como actividades paralelas al concurso y para fomentar la participación en esta o en futuras ediciones la Biblioteca Municipal de Estadilla - que en breve recibirá el premio María Moliner entregado por el Ministerio de Cultura por su fomento de la animación a la lectura- acogerá el taller de escritura en aragonés ‘Enredan con las palabras’ el 16 de febrero y que se desarrollará los viernes de 18 a 20.00. El taller lo impartirán los lingüistas Xabier Tomas y Conchi Girón y  la parte creativa recaerá en los escritores Elena Chazal y Choan de Fonz. Además el viernes 23 de febrero se celebrará el Día de la Lengua Materna con protagonismo entre los niños ya que disfrutarán de un cuenta cuentos, una actuación musical y podrán exponer sus creaciones literarias realizadas.

El concurso 'Condau de Ribagorza' mantiene las mismas bases que la edición pasada. Todos los trabajos deberán ser originales y estar escritos en la variedad lingüística del bajorribagorzano, hablada con sus respectivos localismos desde Campos a Olvena.

El concurso se presenta en las categorías absoluta y juvenil (12 a 17 años), en modalidades de relato corto y poemario, y reparte algo más de 1.000 euros en premios.  El plazo para presentar los relatos y poemas concluye el 2 de abril a las 10.00. Los originales, de temática libre, se deberán entregar al correo electrónicoestadilla@estadilla.es .

Al certamen se pueden presentar relatos cortos de entre tres y cuatro páginas y poemas de hasta 40 versos, y en categoría juvenil relatos de entre una y tres páginas.

Los premios son de 600 euros para el mejor relato, 300 euros para el mejor poemario; y en categoría juvenil se otorgarán dos premios de 100 y 50 euros a los mejores relatos. El fallo se hará público el 23 de abril, Día del Libro, en Estadilla en un acto sorpresa en el que lírica y música se fusionarán.

El jurado está compuesto por un representante de cada ayuntamiento, así como miembros de la Sociedad Lingüística Aragonesa.

Las obras ganadoras se publicarán en las respectivas páginas web de cada Ayuntamiento, así como en los programas de fiestas.

Mensaje optimista

Los concejales de Cultura de los tres ayuntamientos, Ana Mur de Estadilla, María Clusa de Fonz y Joaquín Baldellou de Graus, subrayaron el compromiso de las corporaciones municipales en dar a conocer esta variedad dialectal sobre todo entre los niños para garantizar su pervivencia, y animaron a todos los vecinos a perder el miedo a escribir en su lengua materna.

Destacaron también el impulso que se le está dando a esta lengua desde el departamento de Política Lingüística del Gobierno de Aragón con su introducción en los colegios y también por la última edición de tres cuentos infantiles de la literatura universal traducidos al bajorribagorzano para que los más pequeños puedan trabajar con ellos en clase.  Así como el apoyo a otros proyectos en los que las tres localidades tienen previsto acometer para que esta lengua siga viva.

El técnico de Cultura del Ayuntamiento de Graus, Jorge Mur, quiso lanzar un mensaje “optimista” ya que el año pasado se presentaron al concurso quince ejemplares, el mayor número en la historia de este certamen. “Es un concurso pequeño que pretende que un patrimonio tan importante, rico y que habla tanto de nuestro territorio no se pierda, y sobre todo que los niños lo traten con naturalidad como conocen el patrimonio inmueble de su localidad”, afirmó.

Etiquetas
Comentarios