Aragón

Un analista de datos revisará los exámenes de la oposición de bomberos en busca de posibles filtraciones

Uno de los 23 querellantes declara ante el juez que varios aspirantes a la prueba de la DPZ se jactaron de saber las preguntas antes de que les dieran el test.

Un grupo de aspirantes a la oposición mostró su protesta por la prueba en el salón de plenos de la DPZ.
Oliver Duch

El juez que investiga al presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, y a los siete integrantes del tribunal de la última oposición de bomberos ha decidido encargar a un licenciado en Ciencias Físicas y analista de datos la revisión de todos los exámenes en busca de un patrón de respuestas que avalara una posible filtración de preguntas. Porque eso es lo que denunciaron 23 de los aspirantes que se presentaron a la prueba el pasado mes de septiembre al sospechar de un examen que solo lograron aprobar 20 de los casi 500 opositores.

La abogada de los querellantes, Carmen Sánchez Herrero, propuso al titular del Juzgado de Instrucción número 11 la designación de un perito que analizara uno a uno los exámenes aplicando un método científico. Lo que pretende con esta prueba es comprobar si entre los aprobados hay personas que se conocen –porque son bomberos interinos del mismo parque de bomberos de la DPZ– y han acertado y fallado exactamente las mismas preguntas.

Al magistrado le ha parecido pertinente la prueba y acaba de autorizar la designación de un especialista para que identifique mediante estadística las personas que pudieran haberse beneficiado de una supuesta filtración previa del examen. El informe del perito, al que ya se ha citado para que acepte el cargo, podría arrojar una información muy valiosa, ya que dirá qué probabilidades existen de que sucediera lo que sucedió.

Declaran los primeros testigos

El juez ha citado a declarar tanto a los 23 denunciantes –que deberán ratificar la querella– como a los 8 investigados. Serán un total de cinco turnos de interrogatorios, que comenzaron este jueves y se prolongarán hasta el próximo mes de marzo. Los primeros en comparecer en el juzgado fueron cinco de los querellantes, que no solo avalaron la denuncia sino que también respondieron a las preguntas que les formularon tanto el magistrado, Fernando Ariste, como la abogada de la acusación y el letrado de la defensa, Jesús García Huici. A las declaraciones no asistió ningún representante de la Fiscalía.

Entre los testigos citados ayer por el instructor figuraba la persona que, antes de que se publicara la lista oficial de aprobados, levantó dos actas ante notario con los nombres de ocho aspirantes que previsiblemente iban a superar la prueba. Al final, seis de ellos aprobaron y los otros dos se quedaron fuera por un único fallo.

El magistrado preguntó al testigo y denunciante por qué estaba convencido de que estos opositores aprobarían. Y, según explicó después la abogada Carmen Sánchez, este le contestó que había tres bomberos interinos de Caspe que se habían jactado antes del examen de conocer las preguntas. Se da la circunstancia de que los tres aprobaron con notas muy similares. En cuanto al resto de nombres, explicó al instructor que también había oído que dos hijos de un bombero de la DPZ iban a aprobar porque, supuestamente, también conocían las preguntas de la prueba (y parece que también la superaron).

Pero no fue este el único denunciante  que expuso sus sospechas. Otro contó al magistrado que, antes de que salieran las notas, fue testigo de una conversación telefónica entre su preparador y el presidente del tribunal en el que este último le adelantaba que había pocos aprobados y le proponía que impugnara algunas preguntas para intentar repescar candidatos.

El letrado de la defensa, Jesús García Huici, prefirió no pronunciarse sobre las declaraciones por estar el caso todavía en una fase inicial de investigación. En cualquier caso, dijo estar convencido de que sus clientes no han cometido ningún delito.

Etiquetas
Comentarios