Aragón
Suscríbete

Más de 40 pueblos aragoneses no tienen ningún habitante menor de 20 años

En la última década, el dato prácticamente se ha duplicado. La falta de jóvenes dificulta la supervivencia del mundo rural. Teruel y Zaragoza son las provincias con municipios más envejecidos.

Más de 40 municipios de Aragón no tienen ya ningún vecino menor de 20 años. Una cifra que, en la última década, casi se ha duplicado. En prácticamente todos los casos son pueblos que no alcanzan los 100 habitantes, que han sufrido de lleno el problema de la despoblación y donde la media de edad supera los 65 años.

Los datos del Instituto Aragonés de Estadística, a fecha 1 de enero de 2016, corroboran la dramática situación que vive el medio rural: la falta de niños obliga a cerrar las escuelas y el relevo generacional merma día a día la población, cada día más envejecida.

Desde el Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) evidencian que los municipios donde no residen niños ni jóvenes se concentran en Teruel (48%) y en Zaragoza (43%). Solo cuatro localidades pertenecen a la provincia oscense. Su último informe refleja que el grado de envejecimiento de los municipios es otro de los componentes a tener en cuenta en el análisis de las tendencias poblacionales: nueve de cada diez pueblos se consideran terminales y muy viejos y seis de los denominados viejos redujeron su cifra de habitantes entre 2006 y 2016. Torrelapaja es uno de los pueblos más pequeños y también de los más envejecidos (su media de edad es de 66 años). El 78,4% de los municipios aragoneses (572) ha visto reducida su población;un porcentaje que aumenta al 85% en aquellas localidades que no superan los 500 habitantes.

Para intentar frenar la despoblación se está actuando en varios frentes. El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un plan con 380 medidas vinculantes con el objetivo de igualar las condiciones de vida y las oportunidades económicas entre los pueblos y las ciudades. Desde la Diputación de Zaragoza se lanzó el Consejo Provincial de Desarrollo Rural y Contra la Despoblación, que cuenta con el asesoramiento técnico de la cátedra creada en la Universidad de Zaragoza.

Hablar de despoblación es mencionar la cruz, pero también la cara. En este lado de la balanza están aquellas localidades que sí ven subir su censo, como es el caso de Cuarte de Huerva o de otros núcleos del área metropolitana de Zaragoza. En concreto, esta localidad tiene la media de edad más baja de todo Aragón, con 32,8 años. En el lado demográfico positivo estarían otros municipios, como María de Huerva, Tierz, La Puebla de Alfindén o La Muela. La Joyosa, por ejemplo, con una media de 38,5 años es uno de los lugares que ha visto aumentar su población con la llegada de familias jóvenes con hijos. Allí residen en torno a 1.070 habitantes en la actualidad.

Crece el número de extranjeros

Fuentes del CESA señalaron que la disminución de la población está asociada a una estructura demográfica envejecida –que incide en el crecimiento vegetativo de manera negativa– y a una pérdida de la población extranjera. El fenómeno migratorio, sin embargo, está experimentando un cambio de tendencia en los últimos tiempos.

El último boletín del Consejo Económico y Social de Aragón refleja que el número de extranjeros llegados a la Comunidad aragonesa en el primer trimestre de 2017 fue de 5.184, más del doble de los que lo hicieron en el mismo periodo de 2013 (2.444). Un dato que contrasta con los que salieron de Aragón: 2.385 frente a 4.717.

Estos números contribuyen a aliviar el descenso de población que se ha experimentado en los últimos años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión