Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Medio Ambiente

Aragón registró aire contaminado durante uno de cada tres días en 2017

Teruel, Alcañiz y los días de contaminación que vivió Zaragoza fueron los episodios y núcleos con más complicaciones.

Víctor Millán 08/01/2018 a las 05:00
Zaragoza estuvo cubierta varios días de noviembre con una 'boina' de contaminación.Oliver Duch

2017 quedará marcado desde el punto de vista medioambiental como el primer año en el que en España tocó tierra lo que puede suponer para el día a día los episodios de contaminación. Las restricciones al tráfico en ciudades como Madrid así como las medidas tomadas en Barcelona hicieron que miles de ciudadanos vieran modificadas sus rutinas ordinarias.

Todo ello en un contexto en el que la sequía y las altas temperaturas hicieron mella para provocar que algunos indicadores como el dióxido de nitrógeno (NO2) o el ozono troposférico se dispararan por encima de los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

En Aragón, la escasa población de parte del territorio y la climatología había provocado hasta la fecha que la Comunidad quedara más o menos indemne de estos males más allá de algunos episodios de contaminación por ozono que se repetían, especialmente en épocas de olas de calor, pero el 2017 también trajo consigo nuevos problemas a la región. En total, la Red Aragonesa de Control de Calidad del Aire, compuesta por una docena de estaciones a lo largo de todo el territorio, contabilizó que durante el año pasado se dieron picos de “mala” o “muy mala” calidad del aire por distintos contaminantes en un total de 107 días del año. Cifra a la que si sumamos los picos registrados en Zaragoza, dan lugar a una media de que durante 1 de cada 3 días se respiró aire contaminado en algún punto de Aragón.

A estos datos se suma el hecho de que el recién acabado 2017 también fue el primero en el que las organizaciones ecologistas dieron un primer aviso serio a entidades locales como el Ayuntamiento de Zaragoza, tras detectarse el pasado mes de noviembre que en la ciudad se habían superado los límites contaminantes en partículas PM10 (polvo y residuos propios del tráfico rodado y la industria) y el conocido dióxido de nitrógeno sin dar aviso a la población.

Esto provocó que el Ayuntamiento dirigido por ZEC iniciara los trámites para elaborar un protocolo que también contemple restricciones al tráfico en caso de superarse de nuevo estos niveles. Pese a esto, según comentó entonces la concejal de Medio Ambiente y Movilidad Teresa Artigas, “la situación de Zaragoza en esos días fue excepcional”, debido a la situación anticiclónica y de estabilidad atmosférica, así como la falta de lluvias.

Teruel y Alcañiz, las zonas más perjudicadas

Siguiendo el mapa que describe la Red de Control de Calidad del Aire Aragonesa, la estación de Alcañiz (con 15 días con calidad del aire “mala” y 4 “muy mala”), Castelnou (con 17 de calidad mala), Huesca y Sariñena con 13 cada uno y Teruel (con 8 de índice “malo” y 1 de “muy malo”) fueron las estaciones donde peor aire se registró en la Comunidad.

En el caso del Alcañiz, el contaminante que se registra son las partículas PM10, derivadas del tráfico rodado, el mismo indicador que lleva a sus malos datos a Sariñena y Huesca, donde no obstante también hubo algunos picos de Ozono.

En Teruel capital, en su caso, el mayor enemigo de la calidad del aire es un viejo conocido: el ozono troposférico. Este gas, el mismo que protege a la Tierra de la radiación solar, es dañino cuando está a nivel terrestre, pudiendo ocasionar daños respiratorios y siendo perjudicial para la vegetación. El peor año para Teruel fue en 2015, cuando se registraron picos en 65 días por encima de las recomendaciones de la OMS. En 2017 la cifra fue menor, apenas 9, pero aún con todo fue la ciudad aragonesa donde más persistencia tuvo, con una tendencia que ya suma una década completa sin que se haya dado un solo año sin ninguna alerta.

Un contaminante que se crea en Zaragoza

El ozono como decimos es un viejo enemigo del medioambiente en Aragón, siendo el gas que más problemas ocasiona. Aunque la DGA ha mejorado en los últimos años los planes especiales y de información acerca de su presencia, organizaciones como Ecologistas en Acción siguen pidiendo sistemas de alerta que avisen a los ciudadanos de los días en los que se dan picos concretos.

El control del ozono además escapa de muchas de las medidas que las distintas instituciones han procurado para combatir la presencia de contaminantes. Este gas, generado a partir de otros precursores junto con la radiación solar, se presenta especialmente en época de verano, y aunque se sabe que sus focos difusores están en las grandes ciudades, también se conoce por medio de mapas que las corrientes de aire lo acaban arrastrando hacia otras zonas.

En 2016 por ejemplo se dio el caso en Aragón de que Zaragoza, con toda su población y su tráfico rodado, fue la única ciudad libre de ozono de toda la Comunidad, mientras que estaciones en Huesca, Teruel y entornos rurales como el Pirineo o Castelnou registraron picos derivados de su contaminación.

“En Madrid, la ciudad que más problemas de contaminación tiene, se ve de forma muy clara. La contaminación por ozono se suele detectar en aquellas estaciones que se sitúan fuera del radio de la M-40. Esto es debido, y también es extrapolable a Aragón, a que en las grandes ciudades y zonas de más tráfico es donde se dan los precursores del ozono, pero una vez creado este gas se eleva en la atmósfera y viaja con el viento hacia otras zonas que pueden estar más o menos alejadas. Es en cierto modo un contaminante perverso por esto”, explicaba hace unos meses a Heraldo.es José Francisco Martínez López, profesor del Área de Química Física de la Universidad de Zaragoza.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo