Aragón
Suscríbete por 1€

Las muertes en carretera se incrementan casi un 7% en Aragón en el último año

De los 59 fallecidos, 11 eran motoristas, cuatro eran peatones y dos, ciclistas. La segunda fase de la operación de tráfico de Navidad se cierra sin muertos.

La vuelta de las estaciones de esquí del Pirineo de quienes pasaron el fin de año allí se produjo de forma escalonada.
La vuelta de las estaciones de esquí del Pirineo de quienes pasaron el fin de año allí se produjo de forma escalonada.
Verónica Lacasa

La tendencia apuntaba a que se iba a superar el número de fallecidos en carretera y así ha sido. A falta de conocer los datos oficiales de la Dirección General de Tráfico, las cifras provisionales indican que 2017 se cerrará con un balance de 59 víctimas mortales en Aragón, un 6,7% más que en 2016, cuando se registraron 55 fallecidos. No obstante, esta última cifra fue más baja registrada en la Comunidad desde que existen estadísticas de siniestralidad.

Un dato que llama la atención es el número de motoristas muertos, pues no deja de aumentar. De los 59 fallecidos, once eran conductores de motos, lo que supone un 18,6% del total. Además, cuatro víctimas fueron peatones y dos, ciclistas, cifra esta última más baja afortunadamente que la alcanzada en 2016, cuando fueron tres los fallecidos.

A pesar de estos datos, las dos primeras fases de la operación de tráfico de Navidad se han cerrado sin ninguna víctima mortal en las carreteras aragonesas, al menos hasta el cierre de esta edición. El último siniestro con fallecidos se produjo el pasado 16 de diciembre en el término municipal de Arcos de las Salinas, en la provincia de Teruel. Precisamente fue un motorista de 56 años, vecino de Valencia, el que perdió la vida al salirse de la vía en la carretera autonómica A-1514. En Huesca, el último accidente mortal fue el registrado el 7 de diciembre en la cara norte del puerto de Monrepós. Una mujer de 77 años falleció en el choque y una vecina de Jaca, de 56 años, que resultó herida muy grave murió al día siguiente. Este deceso no entra en el recuento de víctimas mortales que hace la DGT a 24 horas, con lo que es probable que aumente el número definitivo cuando se cierren las estadísticas a 30 días.

Una de las razones del aumento de fallecidos puede radicar en el hecho de que las carreteras aragonesas siguen figurando entre las más peligrosas de la red estatal. De hecho, la Comunidad ostenta el triste récord de concentrar el mayor porcentaje de tramos negros de España. Así se reflejó en el último informe europeo de evaluación de carreteras elaborado por Euro RAP y en el que participó el Real Automóvil Club de España (RACE).

Dos de las vías, el trayecto de la N-330 en las cercanías de la localidad oscense de Sabiñánigo y la N-232 a la altura de Quinto, figuran entre los 16 tramos de todo el país calificados de alto riesgo para la seguridad de sus usuarios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión