Aragón
Suscríbete por 1€

Un teléfono que salva vidas

El servicio Atenpro protege las 24 horas, los 365 días del año, a las víctimas de violencia de género a través de un teléfono móvil que actúa también como GPS.

Las supervivientes de violencia de género coinciden en que el miedo se convierte en su fiel compañero tras años de maltrato y que se acostumbran a vivir en un estado permanente de alerta. Para ayudarles a tener una calidad de vida mejor existe el Servicio Telefónico de Atención y Protección (Atenpro) que tiene 187 usuarias en la Comunidad. A través de un teléfono móvil estas mujeres, que previamente lo han solicitado, están controladas por un GPS y en caso de peligro o necesidad de ayuda pueden avisar rápidamente y pedir asistencia a un Centro, atendido por personal especializado en violencia de género. Ante situaciones de emergencia, el personal está preparado para dar una respuesta adecuada a la crisis planteada, movilizando otros recursos humanos y materiales, en caso de que fuera necesario. Se trata de una atención inmediata, disponible las 24 horas, los 365 días del año.

Este servicio se puso en marcha en el año 2004 en toda España. Aunque es un servicio que depende del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la delegación del Gobierno para la Violencia de Género, se gestiona por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). En Aragón es la Cruz Roja la que se encarga de manera íntegra de su funcionamiento y desde 2013 lo hace de toda España. Rocío Solanas es la encargada del servicio en Zaragoza, aunque ella especifica que se encargan de "la entrega del terminal" y que el control se establece desde el Centro de Atención en Madrid. No obstante, ellos se encargan de informar a las demandantes de otros servicios sociales que la entidad ofrece a las usuarias. Este seguimiento permanente de las usuarias se hace a través de llamadas periódicas para comprobar que están bien, anímicamente, y que no tienen necesidades, sobre todo acompañarlas en su proceso de recuperación y que sientan que están protegidas. El objetivo de este programa es que "la víctima se sienta segura y acompañada en el proceso que le permita retomar las riendas de su vida".

Funcionamiento del servicio

¿Quién puede solicitar este servicio? Según especifican desde Cruz Roja, hay dos condiciones establecidas. Primero, que la demandante no conviva con la persona o personas que le han sometido a maltrato y, segundo, participar en los programas de atención especializada para víctimas de la violencia de género existentes en su territorio autonómico. El protocolo establece que la usuario puede llamar cuantas veces quieran, siempre relacionado con su situación de violencia de género. Por otro lado, el Centro de Atención establece llamadas de acompañamientos a las usuarias, acordando con ellas días y hora. Los operadores anotarán las informaciones en la ‘agenda’ de cada usuaria.

Las llamadas de emergencia se dividen en tres clases:demanda de atención psicosocial, prealarmas y alarma por agresión. El protocolo de actuación es el siguiente:respuesta verbal (nivel 1), movilización de recursos (nivel 2), traslado de la usuaria a un centro especializado (nivel 3).

En estos momentos, según los últimos datos del portal estadístico de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, se atiende a 12.408 mujeres en toda España. La comunidad Aragonesa representa el 1,5% del total. Aunque pueda parecer una cifra pequeña, se traduce en 187 usuarias en octubre de este año, último mes del que ofrecen cifras por comunidades autónomas. De ellas, 114 se encuentran en la capital aragonesa, 41 en Huesca y 38 en Teruel. El aumento de demandantes en estos años ha sido muy grande. En 2010 había 41 mujeres con este teléfono, aunque la mayor subida se registró del año 2012 a 2013, cuando se pasó de 56 a 169. No obstante en este último año se han sumado 34 mujeres.

Las comunidades que más usuarias registran son Andalucía (20,2%) y la Comunidad Valenciana (18,7%). Mientras que la Rioja y Melilla marcan 0,0, en un estudio realizado con las usuarias del año 2016.

Otro aspecto revelador de ese documento es que casi el 77% de las usuarias tienen nacionalidad española. Además, el 76% tienen uno o más hijos a su cargo y de ellas, el 67% indicaron que sus pequeños presenciaron algunas de las agresiones causadas por su expareja y el 24,7% reconoce que fueron asustadas o amenazadas en las visitas a los hijos.

"La Policía aparece en seguida"

Ariadna Marco vive desde hace años acompañada de este dispositivo, que siempre lleva en su bolso. Marco, además, es la presidenta de la asociación Somos Mas, el colectivo de mujeres que han sufrido violencia de género en Aragón. Aunque reconoce que no ha tenido que utilizar este servicio por una situación de peligro sí que lo ha hecho cuando ha necesitado ayuda sanitaria. "Si yo aprieto aquí mucho rato se pone una cruz roja en el teléfono y me preguntan que por qué lo has pulsado", explicó Marco. "Si les digo que me está dando una crisis de ansiedad me mandan una ambulancia y si por ejemplo les digo que me está siguiendo mi agresor me envían el coche de Policía que esté próximo a mí, en cuatro minutos, como mucho, llegan. Tienen una intervención rápida", añadió.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión