Despliega el menú
Aragón

La dura respuesta de la mujer de José Luis Iranzo a Zoido

"Una respuesta inmediata no es lo que se hizo. José Luis no sabía a qué se enfrentaba. Todos iban a pecho descubierto"

La dura respuesta de la mujer de José Luis Iranzo al ministro de Interior
La dura respuesta de la mujer de José Luis Iranzo al ministro de Interior

Eva Febrero, la mujer de José Luis Iranzo, el civil asesinado el pasado 14 de diciembre en Andorra junto a dos guardias civiles por el criminal ya detenido y conocido como Igor el Ruso, ha escrito una carta en su perfil de Facebook en respuesta a las palabras del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. 

En los últimos días Zoido ha defendido la "inmediata respuesta" de la Guardia Civil tras "el zarpazo" de los asesinatos en Andorra pero la mujer del fallecido no puede estar más en desacuerdo.

"Madre mía.. No he podido ni leer el artículo. Sólo con el titular he tenido bastante. Como se nota que los asesinados no son su familia", empieza la turolense. "Una respuesta inmediata no es lo que se hizo. La Guardia Civil local sin medios sí respondió. La gente de nuestros pequeños y abandonados pueblos sí respondió (...) Buscaban todos a un asesino (...) Las pruebas de Albalate eran contundentes... y, sin embargo, todos iban a pecho descubierto, no sabían a qué se enfrentaban", expone la ahora viuda para denunciar la desinformación que reinó en la zona entre el tiroteo de Albalate del Arzobispo, el día 5 de diciembre, y el asesinato de Iranzo y los dos guardias civiles el día 14 a manos de la misma persona.

Esta es la carta completa:

"Madre mía.. No he podido ni leer el artículo. Sólo con el titular he tenido bastante. Cómo se nota que los asesinados no son su familia. Una respuesta inmediata no es lo que se hizo. La Guardia Civil local sin medios sí respondió. La gente de nuestros pequeños y abandonados pueblos sí respondieron. José Luis estuvo no sé cuántas veces con la Guardia Civil. La última vez que lo vi.... Iba al cuartel... Les ayudó todo lo que pudo. Buscaban todos a un asesino y se podía saber.. Las pruebas de Albalate eran contundentes... y, sin embargo, todos iban a pecho descubierto. José Luis no sabía a qué se enfrentaba. Fue José Luis, mi cielo, mi todo, pero podría haber sido cualquiera de esta zona.. Cualquier vecino... Nuestros amigos agricultores... Cualquier niño que acompañase a su padre a ver las ovejas.. Cualquiera... Si la gente de este pueblo, por lo menos, hubiéramos sabido que eran tan peligroso seguro que ninguna esposa o madre les hubiéramos dejado ir al monte hasta que lo capturasen... Pero es que ni eso nos dieron... Ya no digo medios...ya no digo dispositivos policiales... Lo peor para mí fue que ni información clara con una gente honrada que, por lo menos, hubiera podido tener lógica y no ir al monte a trabajar hasta que capturasen al que se sabía era peligroso. Porque desde lo ocurrido en Albalate lo sabían... Tengo rota la vida y tengo roto el corazón y Aitor ha perdido a su guía... Eso no lo cambiará nadie... Y no hablo desde el odio ni el rencor... No voy a dejar que salga. Hablo desde sentir que se engañó a muchas personas... Hay que decir a la gente la verdad siempre... Aitor debe crecer con la verdad. Porque la gente buena, como mínimo, merecemos verdades".

Etiquetas
Comentarios