Aragón
Suscríbete por 1€

El aumento de las pensiones de viudedad podría beneficiar a miles de aragoneses

El Ministerio ha anunciado una subida  de la base reguladora en dos años, hasta situarse en el 60%.

La Fiscalía investiga el ingreso involuntario de una mujer en una residencia.
Una persona mayor.
DGA

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció este miércoles la próxima aprobación de un Real Decreto que recogerá la subida de la base reguladora de la pensión de viudedad. El objetivo es que la base reguladora crezca del 52% actual al 60% para aquellas personas con 65 años o más y que solo cobren esta pensión. Según los datos facilitados por el ministerio, alrededor de 1,1 millón de españoles serían potenciales beneficiarios de esta medida. Una cifra que se extrapolaría a miles de aragoneses.

Tal y como se puede comprobar en las estadísticas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), un total de 47.923 personas mayores de 65 años viven en Aragón con la pensión de viudedad como retribución principal (es decir, que no tienen otra pensión generada por su propio trabajo). Estos datos corresponden a julio de 2017, al igual que los aportados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Hay que destacar que esta cifra podría incluir a más personas de las que finalmente se beneficiarán de estos cambios. Por un lado, algunos de ellos han podido fallecer en estos meses, ya que el grupo de mayor peso corresponde a aragoneses con más de 85 años. Además, hay viudos que ya cobra un 70% de la base reguladora, "por tener cargas familiares, entre otras cuestiones", explica Sonia García, secretaria de Acción Sindical de CC. OO. Aragón.

Asimismo, hay que tener en cuenta otra cuestión: aquellas personas que tienen complementos a su pensión por no llegar al mínimo marcado por ley (poco menos de 640 euros para personas de 65 años). "En estos casos, su poder adquisitivo no va a cambiar. Lo que se modificará será su pagador: tendrán más ingresos recibidos por la Seguridad Social -que es la encargada de pagar las pensiones- y menos por parte del Estado -que se hace cargo de los complementos para llegar al mínimo- ", explica García.

De este modo, los cálculos realizados por el Gobierno apuntan que el incremento de 2018 supondrá un gasto de 175,09 millones de euros; pero, por el contrario, el Gobierno se ahorrará casi 68,3 millones en complementos mínimos. En 2019, las cifras varían: 1.381,7 millones adicionales de gasto y un ahorro de 493,7 millones en complementos. No hay que olvidar que el aumento de la base reguladora hasta el 60% no se realiza de manera equitativa: el 1 de enero de 2018 sube hasta el 53%; mientras que el 1 de enero de 2019 lo hará hasta el 60%. Según Empleo, esta medida se traducirá en un incremento de la pensión inicial del 1,92% para 2018 y del 15,38% para 2019 y ejercicios posteriores.

Desde CC. OO. valoran de manera positiva que este colectivo mejore sus condiciones; pero consideran que la manera de ejecutarlo (con el mayor aumento en 2019) persigue un rédito electoral. García señala que lo que hay que hacer es convocar la mesa del diálogo social de las pensiones, en la que hay muchos temas pendientes. "Nuestro objetivo es mejorar las cuantías de las pensiones, especialmente, de las más bajas como la de viudedad. Tampoco debemos olvidar la necesidad de reforzar las medidas de ingresos de la Seguridad Social, a través del Pacto de Toledo", puntualiza.

Una medida con historia

Esta medida se tendría que haber puesto en marcha con la reforma de 2011, sin embargo, como consecuencia el importante déficit público de aquel momento (no hay que olvidar que en los últimos años se ha ido vaciando la conocida hucha de las pensiones), tuvo que ser retrasada hasta ahora.

Hace unas semanas, UGT reclamó al Ejecutivo que cumpliera la ley y aumentara las pensiones de viudedad, tal y como se había acordado en 2011. "Una norma que el Gobierno había suspendido de manera reiterada y que debía aplicar de forma progresiva y homogénea en un plazo de ocho años, a partir del 1 de enero de 2012", recordaron a través de una nota de prensa. Por este motivo, la regulación se llevará a cabo en solo dos años.

Para ser beneficiario de este incremento de la base reguladora hay que tener 65 o más años, no tener derecho a otra pensión pública española o extranjera, y no percibir ingresos por la realización de un trabajo por cuenta propia o ajena ni rendimientos o rentas que, en cómputo anual, superen el límite de ingresos que esté establecido en cada momento para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad. La mejora de la base reguladora de la pensión de viudedad no será consolidable, de manera que la pérdida de alguno de los requisitos establecidos en la ley motivará que vuelva a aplicarse el porcentaje del 52%. "Tendrá que pedirse de manera individual, ya que el Ministerio solo lo aplicará cuando tenga muy claro que se cumplen todos los requisitos", añade García.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión