Despliega el menú
Aragón

El Tribunal de Contratos tumba la adjudicación del servicio de ambulancias del Salud

Obliga a la DGA a contratar el servicio, que asciende a 76 millones, con Acciona tras ganar y posteriormente ser excluida.

Una ambulancia del transporte sanitario urgente de la actual adjudicataria sale del Miguel Servet.
Una ambulancia del transporte sanitario urgente de la actual adjudicataria sale del Miguel Servet.
O. Duch

El Gobierno de Aragón no levanta cabeza con su servicio de transporte urgente sanitario. Si hace solo medio año la Audiencia Provincial de Zaragoza condenaba a dos trabajadores de la anterior contrata, Ambuibérica, por falsear datos para cobrar más al Salud, ahora el Tribunal de Contratos acaba de tumbar la adjudicación del servicio. Y no es baladí, ya que se trata de un contrato por cuatro años y un importe de 76 millones de euros.

El contrato se adjudicó el pasado día 19 de octubre a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Transportes Aéreos Sanitarios Isleños S. A. y Transportes Sanitarios de Cataluña S. L., que debía asumir el servicio de ambulancias en el primer trimestre del próximo año. La UTE resultó adjudicataria porque se excluyó a Acciona Facility Services, que se presentó junto a Ambunova Servicios Sanitarios, pese a que su oferta fue la mejor valorada por la mesa de contratación y se le propuso en un primer momento como adjudicataria.

Sin embargo, el Salud optó por excluirla al entender que no cumplía con la preceptiva solvencia técnica y profesional. Esta decisión supuso que se llevara el contrato la segunda oferta mejor clasificada, la que resultó adjudicataria. El tercer licitador fue descartado en una fase previa del concurso público.

Acciona recurrió al Tribunal de Contratos, que el pasado martes le dio la razón. En el acuerdo, pone en evidencia la arbitraria decisión del Salud a la hora de excluir la oferta de Acciona y Ambunova: "Se trata de un caso paradigmático de insuficiente motivación, debido a que, sencillamente, se desconocen las razones por las que el órgano de contratación ha considerado inadecuada la acreditación de la solvencia técnica y profesional". Es más, añade que omitió las razones concretas para tomar su decisión.

El dictamen también alude a que la_UTE_intentó acreditar su clasificación empresarial para optar al concurso por dos medios diferentes. El fallo puede recurrirse.

Etiquetas
Comentarios