Despliega el menú
Aragón

"Me despidieron por tener VIH"

Amador Fernández da su testimonio sobre lo que supone padecer esta enfermedad, aunque afirma que ahora se encuentra "fenomenal".

Amador Fernández, ayer en la calle del Heroísmo de Zaragoza.
"Me despidieron por tener VIH"
Raquel Labodía

Amador Fernández, natural de Alicante, contrajo el VIH hace ya 30 años. "Fui de los primeros. Tenía apenas 19 años", recuerda. Pese a que sospechaba cuál podía ser el diagnóstico, al confirmarse la infección lo pasó "bastante mal". No obstante, tras visitar a numerosos médicos y probar distintos tratamientos ha aprendido a convivir con su enfermedad. "Cocino, voy al cine, quedo con mis amigos, salgo a pasear... Llevo una vida prácticamente normal. Solo debo tomar una pastilla al día", señala.

Ahora se encuentra "fenomenal" en comparación con el "calvario" que vivió años atrás. "Siempre he tenido algún dolor. He padecido mucho por el oído y han tenido que operarme varias veces", admite. En el camino ha habido algún que otro bache, aunque "ninguno especialmente grave". "Siempre hay algunos amigos raros que temen que les contagies. El momento más delicado, no obstante, lo viví en el trabajo. Me despidieron al enterarse de que tenía VIH y, la verdad, lo pasé muy mal", reconoce.

En Zaragoza vive "desde hace prácticamente tres años". "La gente me recibió fenomenal desde el primer día, nadie me ha dado la espalda", explica. Cree, en todo caso, que la sociedad "debe avanzar un poco más", ya que casos como el suyo están "controlados" y no revisten riesgos para el resto de la población, de ahí que, como el presidente de Omsida, Juan Ramón Barrios, abogue por cambiar las leyes que se han quedado ya obsoletas.

A aquellos que no se atreven a ir al médico les recomienda "no tener miedo", ya que la infección por VIH "es una enfermedad crónica" y "siempre es mejor una detección temprana". "Apenas muere nadie", recalcó. "Antes no era así. Varios amigos míos se han quedado por el camino. Yo he sido un superviviente", afirma.

Etiquetas
Comentarios