Despliega el menú
Aragón

Ángel Javier Pérez: "Se tiene que hacer justicia, no mancillarnos como pueblo"

El obispo de Barbastro cree que aplicar el artículo 155 en Cataluña es la oportunidad única para recuperar los bienes de Sijena y los de las parroquias de Aragón oriental.

El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel J. Pérez Pueyo, ayer en la plaza del Pilar.
El obispo de Barbastro-Monzón, Ángel J. Pérez Pueyo, ayer en la plaza del Pilar.
José Miguel Marco

El ministro de Cultura acaba de ordenar la devolución de los bienes a Sijena. ¿Qué le parece?

Es el punto gordiano. El ministro ha asumido ahora la competencia de Cultura de la Generalitat porque le compete y puede establecer que se cumpla una sentencia que ya estaba dictada.

A usted le competen también los 112 bienes de las parroquias del Aragón oriental y están en el mismo Museo de Lérida...

Hablamos de Sijena..., pero lo nuestro, ‘mutatis mutandis’, es la misma circunstancia porque se habla de una sentencia (eclesiástica) ganada que no está ejecutada. Para tener garantías tiene que haber un ámbito jurídico donde aplicarlo. No pueden decirte que algo es tuyo y no te lo den. Es tan obvio y claro. Ahora se ha dado una coyuntura... única.

¿Y cómo puede afectarles?

Estos días he estado preparando el plenario de la Conferencia Episcopal y he notado un ambiente favorable. El punto clave estaba en el consorcio del Museo de Lérida en relación con los 112 bienes de los pueblos de la zona oriental de Aragón ya que están retenidos en dicho museo. Como el consorcio impedía esa devolución, ahora automáticamente tendríamos una buena geometría para que fuera cumplida la sentencia.

Es decir, que el artículo 155 puede poner todos los bienes de Aragón expoliados en su sitio.

Los bienes de Sijena son propiedad de las monjas sanjuanistas que tienen un contencioso y lo han ganado, pero no se ha ejecutado porque la Generalitat ha hecho muchas contrarréplicas. La decisión del ministro de ordenar la devolución de esos 44 bienes nos puede favorecer a nosotros. Lo mismo que en Sijena se puede hacer con los 112 del obispado de Barbastro porque ya ganamos en el tribunal eclesiástico de la Santa Sede. Ante la imposibilidad del diálogo, también hemos acudido a la vía civil.

¿Cuándo podría tardar el Gobierno en ejecutar la devolución?

De los pasos y tiempos no puedo decir nada, pero lo importante es que se haya desenredado el asunto. Y lo mejor es que la ciudadanía hoy es consciente de que realmente debe cumplirse la ley para todos. El pueblo de Aragón cumplía la ley y se sentía agraviado porque no le hacían justicia. Es lo que más nos va a favorecer y se ha abierto el camino. No me importa el tiempo que vaya a durar, pero sí que vuelvan los bienes a su tierra.

¿Están preparados el Monasterio de Sijena y el Museo de Barbastro para acoger todos los bienes que regresen?

Por supuesto. Cuando hay un conflicto se puede abrir una oportunidad para resolverlo. Siempre lo dije en el consorcio y a las autoridades: que se podía hacer del litigio riqueza para Aragón y Cataluña. Tenemos el mejor patrimonio románico y se puede hacer un camino de Santiago francés desde La Seo de Urgel hasta Barbastro, Huesca y Jaca. Para que no hubiera ni vencedores ni vencidos. Yo no pretendo humillar a nadie pero sí que se nos haga justicia; que no se nos mancille como pueblo; y hacer de esta realidad una posibilidad de riqueza para todos. Puse el ejemplo de ‘Las edades del hombre’ en Castilla, que supuso más de tres millones de visitantes. Tendría un gran significado en Aragón con tal patrimonio.

¿Por qué está hoy en Zaragoza?

Es providencial. Es un encuentro de sacerdotes del Sobrarbe y Ribagorza para anticipar la Navidad.

Etiquetas
Comentarios