Despliega el menú
Aragón

"Los niños hiperregalados pierden la ilusión, no valoran lo que tienen y son exigentes"

Psicólogas de la Fundación Vicente Ferrer alertan del síndrome de recibir obsequios en exceso.

Paola Pérez, Julia López-Madrazo y Adriana Marqueta presentaron ayer la campaña.
Paola Pérez, Julia López-Madrazo y Adriana Marqueta presentaron ayer la campaña.
Guillermo Mestre

El 80% de los niños reciben un promedio de cinco regalos durante las fiestas navideñas y, de ellos, la mayoría desenvolverán hasta 10 entre Papá Noel y Reyes. Estos datos llevan a pensar que los más pequeños de la casa reciben un exceso de obsequios, casi todos materiales, que tiene graves consecuencias en su desarrollo personal y emocional y que ya se conoce entre los psicólogos como el síndrome del niño hiper-regalado, aunque no esté diagnosticado como tal.

De estos síntomas alertaron ayer las psicólogas colaboradoras de los Amigos de la Fundación Vicente Ferrer en Aragón, Adriana Marqueta y Paola Pérez, durante la presentación de la campaña del Hiperregalo de esta organización no gubernamental que propone como antídoto obsequiar con un apadrinamiento a un niño del sur de la India, de Anantapur, por 21 euros mensuales. Esta cantidad económica, explicó la representante de esta entidad en la Comunidad, Julia López-Madrazo, permite costear la escolarización del menor en un centro que en su pueblo funciona como "centro cívico", en el que ellos reciben clases y las mujeres trabajan en cooperativas. Este padrinazgo, que se puede mantener hasta que los chicos cumplen 16 años y llegan a la Universidad, se convierte así en "la llave de su futuro".

¿Qué comportamientos nos pueden llevar a pensar que se trata de un niño hiperregalado? "No valorar" los juguetes que llegan a tener ni el esfuerzo de quienes se los dan. "Perder la ilusión" por ellos, a lo que también contribuye que no se concentran para fijarse en todo y disfrutarlo. Y ser "exigente" para reclamar más. Estos son, apuntaron estas psicólogas, algunas de sus actitudes.

La responsabilidad de los padres, al compensar el no pasar suficiente tiempo con sus hijos con regalos materiales, es otro de los aspectos sobre los que previnieron estas expertas. Recomiendan a los progenitores que estos días hablen con los pequeños del número de regalos que van a pedir y, por ejemplo, les ayuden a escribir la carta a los Reyes Magos involucrándose en sus ilusiones.

Obsequiar solidaridad y valores

La campaña de la Fundación Vicente Ferrer (que se puede encontrar en la web elhiperregalo.org) es una manera de enseñar "valores como la solidaridad y el compromiso social", subrayó López-Madrazo, y mostrar a los chavales desde muy pequeños la realidad que chicos de su misma edad viven en otras partes del mundo. El hiperregalo consiste en una caja en la que cada uno puede conocer en fotografía a su nuevo amigo del sur de la India y que contiene lo necesario para poder escribirle una carta y entrar en contacto con él.

Etiquetas
Comentarios