Despliega el menú
Aragón

Toda una lección de economía

Estudiantes de Primaria y de la ESO aprenden cuáles son los tipos de IVA, para qué sirve un presupuesto y que son los gastos superfluos.

Alumnos de Primaria participan en uno de los talleres organizados por la Obra Social de la Fundación Ibercaja
Toda una lección de economía
Oliver Duch

¿Quién tiene saldo en el móvil? La pregunta es fácil aunque se la hagan a unos pequeños de 10 y 11 años, porque la mayoría dispone de smartphone y todos ellos están acostumbrados a administrar su saldo para llegar -con voz y datos- a final de mes. Y es una de las preguntas a las que recurre Juan Miguel Vera, de Grupo Piquer, para explicar a los más pequeños los conceptos básicos de la economía y hacerles partícipes de la economía familiar, de que existen unos ingresos familiares limitados, cuya consecución exige un esfuerzo y que, por lo tanto, hay que administrar, ahorrar y saber cuáles son los gastos necesarios y los superfluos.

Es una de las clases del programa didáctico ‘Finanzas Básicas para escolares’ organizado por la Obra Social de la Fundación Ibercaja, por el que pasarán, durante los días 28, 29 y 30 de noviembre, cerca de 250 alumnos de 6º de Primaria y 3º de la ESO de siete centros educativos zaragozanos. Una iniciativa que tiene como objetivo iniciar a los estudiantes en la materia económica para que aprendan a tomar decisiones seguras como consumidores e inversores del futuro.

“Hemos aprendido mucho para saber cómo tenemos que invertir el dinero”, “Tengo hucha y ahorro lo que puedo, pero si veo algo que me gusta mucho no me puedo resistir aunque sea un gasto innecesario”. Lo decía este martes Alba, Marina, Candela, Karla o Miguel, pisándose la palabra y con muchas ganas de explicar todo lo que habían aprendido y divertido en la nueva clase de Economía. Tienen entre 10 y 11 años y son algunos de los alumnos del colegio Montecanal que este martes participaron en el programa que se celebra en el Patio de la Infanta de Ibercaja, de donde se marcharon dejando claro que la experiencia les había gustado  especialmente. “Lo hemos pasado genial”, repetían al final de la clase.

Un competitivo juego

Y es que esta lección de economía tiene mucho de juego. Tras una parte teórica, no por ello menos entretenida, los niños se enfrentan en dos grupos a un juego -con tableta electrónica, por supuesto- en el que tienen que demostrar que han aprovechado la lección. Eligen definiciones para responder qué es la deuda, para qué sirve un presupuesto, cuáles son los tipos de IVA, quiénes son los partícipes de la economía o cuándo nacieron los bancos y para qué. Suelen conseguir buenas puntuaciones y demuestran, como lo hicieron en este primer día de programa, que han estado atentos a las explicaciones del profesor, pero se sorprenden, con candidez infantil, cuando descubren que un colchón económico no es “lo que fabrica Pikolín”, sino un dinero que se guarda para vivir más cómodo y seguro y poder enfrentarse a imprevistos, o cuando se dan cuenta de que reciben una paga para ser más responsables, no “porque lo dice la constitución”, y que las empresas no son “las que gobiernan” sino las que “generan empleo y riqueza”.

Para los más mayores, los estudiantes de 3º de ESO, el programa se centra en explicar cuestiones como el valor del dinero, o las diferencias entre términos como ingresos y cobros, y gastos y pagos. Incluye también otras materias en las que se definen y explican las características de las inversiones y préstamos, se habla de los diferentes servicios financieros, operaciones e instrumentos que ofrecen los bancos a sus clientes, y, otros temas entre los que destaca el Ibex 35, principal índice bursátil español.

Etiquetas
Comentarios