Despliega el menú
Aragón

Las entidades sociales piden una solución ante la reducción de ayudas a Cruz Blanca

Creen que la rebaja de las subvenciones se ha debido a un error en la información.

Miembros de la Plataforma del Tercer Sector de Aragón, antes de que diera comienzo la reunión
Miembros de la Plataforma del Tercer Sector de Aragón, antes de que diera comienzo la reunión
Guillermo Mestre.

La Plataforma del Tercer Sector de Aragón pidió ayer que se encuentre una solución para paliar la drástica rebaja de ayudas sufrida por Cruz Blanca. Durante la reunión de su Junta, la Plataforma –que agrupa a las organizaciones de carácter social Cermi, la Coordinadora del Voluntariado, la Red de Inclusión y las entidades Cruz Roja, ONCE y Cáritas– analizó la adjudicación provisional de las ayudas a cuenta del 0,7% del IRPF.

Según explicó Francisco Galán, presidente de la Plataforma, por lo transmitido hasta ahora por las entidades sociales de la Comunidad, las subvenciones adjudicadas este año han sido "en líneas generales" similares a las del año anterior. "La única singularidad –dijo– es la de Cruz Blanca y, por los datos que nos han facilitado desde la Administración y desde la propia entidad, creemos que el problema ha podido deberse a la falta de información".

Esta asociación alertó la semana pasada del peligro de que muchos de sus programas desaparecieran al pasar de 1,7 millones anuales a los 300.000 adjudicados este año.

Galán recordó que las ayudas que recibían hasta ahora las entidades sociales a cuenta del 0,7% del IRPF las gestionaba el Ministerio de Sanidad. Desde este año, Madrid ha transferido a las comunidades el 80% de esos fondos y se ha reservado el 20% restante.

El presidente de la Plataforma del Tercer Sector apuntó la posibilidad de que parte de los programas que coordina Cruz Blanca no hayan entrado en el paquete encomendado a Aragón para su gestión, ya que las actuaciones de emergencia social y de carácter interterritorial, de momento, parece que se van a seguir llevando desde Madrid.

Al menos, esa es la posibilidad que pareció más plausible al Tercer Sector, que destacó "la buena voluntad de ambas partes y el interés mostrado por resolver el problema".

También Ana Laliena, coordinadora de Cruz Blanca en Aragón, se mostró confiada en hallar una solución. Descartó que la rebaja de las ayudas haya sido "intencionada" y esperó que se resuelva el "fallo de comunicación" que ha generado el conflicto.

Asimismo, al margen de esta situación, entidades sociales como Adislaf oAtades lamentaron ayer no haber sido adjudicatarias de ayudas para financiar sus proyectos.

Ninguna de ellas ha recibido tradicionalmente subvenciones provenientes del 0,7% del IRPF (Atades fue receptora en 2010 y 2011), pero este año han concurrido a la convocatoria, dado que se gestionaban desde Aragón.

Etiquetas
Comentarios