Despliega el menú
Aragón

Diferencias salariales de hasta 5.060 euros entre funcionarios de Aragón y del Estado

Un informe de CSIF detalla los agravios entre los empleados públicos en función de si su nómina la paga su comunidad autónoma o la Administración General.

Miles de personas en las oposiciones del Salud
Miles de personas en las oposiciones de auxiliar administrativo del Salud
Toni Galán

El salario anual de un funcionario del grupo C1 y de nivel 22 cuya nómina la pague la Comunidad Autónoma es 5.060,72 euros más elevado que la de un trabajador con la misma consideración pero cuyo desempeño dependa de la Administración General del Estado (AGE). Es el ejemplo más extremo respecto a Aragón de los que el sindicato CSIF explica en su informe sobre desequilibrios salariales presentado este lunes.

 

En él se detallan otros agravios que tienen lugar entre los empleados públicos de las administraciones de Zaragoza, Huesca y Teruel. Entre dos trabajadores del grupo C2 y de nivel 18 se observa una diferencia de 3.007,22 euros, distancia que se reduce a 1.583,56 euros entre las nóminas de los funcionarios del grupo A2 y de nivel 26, siempre en favor de los trabajadores que dependen del entramado autonómico.

Los trienios y complementos propios de las comunidades autónomas son dos de los condicionantes que desequilibran los sueldos. Como ejemplo, el complemento específico en el grupo C1 y el nivel 22 es de 7.281,26 euros en el caso autonómico, cuando sus homólogos estatales perciben 3.991,40. Estos, además, no perciben complementos singulares ni de perfeccionamiento profesional.

Hasta 21.600 euros de variación

La menor diferencia retributiva del informe, de mil euros, corresponde al personal laboral en labores de mantenimiento y servicios, mientras que la brecha más acusada (21.600 euros de diferencia) surge al relacionar lo que cobra un funcionario A1 (titulado superior) de la AGE respecto al mismo puesto en el País Vasco.

Según CSIF, con el paso de los años, se ha generado un "agravio comparativo" por el que siempre sale perdiendo el personal de la AGE, cuyas retribuciones son un 25% inferiores a la media de las diferentes comunidades autónomas y corporaciones locales. Este "agravio comparativo" se produce con cualquiera de las comunidades autónomas y en cualquiera de los niveles de responsabilidad o grupos, denuncia CSIF en su informe.

Junto con País Vasco, también destaca la brecha retributiva de 20.841 euros entre los funcionarios del grupo A1 que trabajan en Cataluña y los que lo hacen en la AGE. De este modo, CSIF concluye que la Administración Central paga a sus empleados públicos hasta 57 euros diarios menos de lo que paga País Vasco o Cataluña a sus funcionarios.

"Históricamente, los empleados de la AGE han sido especialmente castigados. No tiene sentido que perciban menores retribuciones que en las comunidades. Es una reivindicación justa e histórica que se equiparen", señaló en la rueda de prensa el secretario de Acción Sindical de CSIF, Francisco Camarillo. Estas diferencias salariales se suman a la pérdida de poder adquisitivo del 20% que han sufrido las administraciones públicas en los últimos años como consecuencia de los recortes. Desde 2010, con la disminución de efectivos, la masa salarial se ha reducido en 1.657,7 millones de euros.

Fondo de 500 millones

CSIF señala un fondo de 500 millones podría dedicarse a la equiparación salarial de los empleados públicos y, como mínimo, aboga por que en el próximo presupuesto se destine una partida adicional a este fin. El sindicato destaca que este estudio pone de manifiesto la "discriminación" que padece un colectivo de 230.000 personas, que "se sienten maltratadas por sus responsables, en este caso, el Gobierno de España". CSIF quiere que se retomen las negociaciones con el Gobierno en materia salarial, interrumpidas el pasado mes de septiembre por la crisis institucional en Cataluña, y no descarta convocar movilizaciones en caso contrario.

Etiquetas
Comentarios