Despliega el menú
Aragón

La Cámara de Comercio urge a la DGA a modificar ya Sucesiones

Critica, al igual que Aragón Stop Sucesiones, que se hayan detectado "efectos perversos" y no se vaya a actuar hasta 2019

Gimeno, en una asamblea abierta celebrada el pasado jueves en la sede del PSOE
La Cámara de Comercio urge a la DGA a modificar ya Sucesiones
José Miguel Marco

Las modificaciones puntuales sobre el impuesto de Sucesiones que prevé aprobar el Ejecutivo PSOE-CHA de cara a 2019, que afectarían a las formas de pago y a los coeficientes multiplicadores en aquellos casos en que no haya parentescos directos, no convencen a empresarios y agentes sociales.

La Cámara de Comercio de Zaragoza, uno de los colectivos que asistió el pasado jueves a la asamblea abierta convocada en la sede del PSOE, urge al consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, a aplicar ya estos cambios. "No puede ser que se hayan detectado casos excepcionales que atender y no se vaya a hacer nada hasta dentro de dos años", opinó el director general de la Cámara, José Miguel Sánchez, en relación a las palabras de Lambán, que se abrió esta última semana a analizar los "efectos perversos" del tributo.

Esto hará, según critican los colectivos que se oponen al impuesto, que cientos de aragoneses tengan que seguir pagando unas cuantías que resultan "abusivas". Sánchez cree que el Gobierno de Aragón debe solventar ya "todas aquellas situaciones injustas" que haya detectado. A su entender, estos cambios "son necesarios". "Al ser los últimos y quedarnos a partir de enero como la Comunidad donde más cuesta aceptar una herencia, cualquier avance resulta beneficioso", aclara. Considera, en todo caso, que estas modificaciones "han de enmarcarse dentro de una reforma nacional del sistema tributario". "Entendemos que haya que financiar la sanidad y la educación, pero deben encontrar una fórmula diferente", asevera.

Cambios "insuficientes"

La Cámara aboga por "armonizar los impuestos" en toda España "para que no haya tantas diferencias entre unas comunidades y otras" en materia fiscal. Sobre todo teniendo en cuenta que Aragón, según explicó el consejero de Hacienda, habrá recaudado más de 170 millones de euros ?por Sucesiones al acabar el año, unos 30 más que los que se preveían a principios de 2017, y que el Gobierno de Aragón no contempla suprimir este gravamen.

Aragón Stop Sucesiones y Plusvalía, otro de los colectivos que asistió al encuentro –en el que Gimeno insistió en que un 83% de las autoliquidaciones no han abonado un euro–, cree que la posible reforma del impuesto de Sucesiones es "puro maquillaje". "Los cambios son, a todas luces, insuficientes", asegura Miguel Ángel Ramos, vicepresidente y portavoz de la asociación, que este domingo ha convocado una concentración frente al edificio Pignatelli para protestar contra el impuesto y exigir que Aragón siga los pasos de Asturias, Andalucía y Extremadura, las últimas en revisarlo a la baja.

En su opinión, aunque se den facilidades de pago y se revisen los coeficientes "seguirán dándose injusticias". "Es una concesión pírrica. Parece que hacen algo pero, en realidad, no va a cambiar casi nada. Quien se lo quiera creer, que se lo crea, pero no nos la van a colar. Solo podrán beneficiarse aquellos casos en los que no haya un parentesco directo", indica.

Señala, además, que esta es "una mera estrategia electoral", ya que es en 2019 cuando se celebrarán las elecciones autonómicas.

El colectivo, que hoy asistirá a otra asamblea abierta, protagonizada esta vez por el presidente de Aragón, asegura que las modificaciones anunciadas no son motivo suficiente para dejar de recoger firmas, sobre todo teniendo en cuenta que PSOE y Podemos están negociando estas semanas el presupuesto de 2018.

Apoyo a las autoescuelas

El pleno de la Cámara de Comercio de Zaragoza expresó ayer su "apoyo unánime" al sector de las autoescuelas, "perjudicado gravemente" por la falta de acuerdo entre los examinadores y la Dirección General de Tráfico (DGT). La Cámara quiso evidenciar así las consecuencias por la prolongada huelga, que está perjudicando a las autoescuelas de Aragón, que en su mayoría son "pequeñas empresas familiares".

El conflicto, recuerda, "ha suprimido ya 12.000 pruebas" en la Comunidad, la mayor parte en Zaragoza. También ha provocado despidos y el cierre de una autoescuela, según adelantó este periódico. "Al reducirse a la mitad el número de exámenes, los alumnos no acuden a recibir clases, de modo que muchas academias han tenido que echar a profesores por no poder hacer frente a sus nóminas", señala. Recalca, en este sentido, que la situación actual, que viene arrastrándose desde hace años, "está abocando a las autoescuelas al cierre", de ahí que los empresarios instan a la Administración a resolver el problema "a la mayor brevedad" para salvaguardar el futuro del sector de la formación vial.

Etiquetas
Comentarios