Despliega el menú
Aragón

Pulidoras de los 'diamantes negros' de las encinas de Sarrión

Manjares de la Tierra, ubicada en Sarrión, es la primera conservera de trufa de toda España. Exporta el 70% de su producción a otros países de Europa.

En la imagen, las tres socias de la empresa, en su sede de Sarrión.
En la imagen, las tres socias de la empresa, en su sede de Sarrión.
Heraldo

Conciliar la vida laboral con la familiar no es tarea fácil. Y eso lo sabían muy bien Mª Jesús Agustín, Lola Lizandra y Mercedes Marco, responsables del proyecto Manjares de la Tierra, ubicado en Sarrión y especializado en la comercialización de la trufa.

En el año 2002, estas tres mujeres tenían hijos muy pequeños y les resultaba complicado compatibilizar su actividad laboral con el cuidado de los pequeños. Pero, lejos de venirse abajo, decidieron emprender su propio proyecto, centrado en el mundo de la trufa, un producto muy conocido en la zona y que hasta entonces no se había puesto apenas en valor.

Su punto de arranque coincidió con la II edición de la Feria Monográfica Internacional de la Trufa (FITRUF), un encuentro en el que se dieron cuenta de que «la trufa tenía un gran potencial en nuestra comarca y que era un negocio que estaba subiendo con gran efervescencia, no solo a nivel nacional sino internacional», afirma Mª Jesús Agustín, gerente de la empresa.

Una de las socias, Mercedes, conocía por cuestiones personales el mundo de la truficultura y esto sirvió de revulsivo para poner en marcha, en 2004, esta empresa, que en la última década se ha convertido en un referente en la comercialización de este hongo.

«En aquel momento la ruta de la comercialización del producto era nula. Había escasez de presentación y una ausencia de mimo para el producto. Faltaba valorar y promover otra manera de concebir el mundo de la trufa, sobre todo teniendo en cuenta la calidad de la materia prima y que Sarrión se estaba convirtiendo ya en la capital española de la trufa», recuerda.

Con mucho esfuerzo, estas tres socias fueron consolidando el proyecto y hoy en día son un referente en este campo, en España y el resto del mundo, ya que el 70% de la producción de Manjares de la Tierra (www.manjaresdelatierra.com) se va fuera de España, sobre todo a Francia, Alemania y Suiza.

En esta expansión del negocio ha tenido mucho que ver el cuidado con el que ellas cuidan esta materia prima tan exquisita, hasta el punto de que las tres socias se autodenominan en su página web como ‘pulidoras de diamantes’. Un proceso de trabajo muy artesanal, en el que es fundamental que la trufa llegue a las instalaciones en su punto óptimo de maduración. Una vez allí, es cepillada, lavada y catalogada por formas y tamaños, un tipo de clasificación pionera e implantada por esta empresa, que es la primera conservera de trufa en Aragón.

«El trabajo de estos años ha merecido la pena y el futuro es muy esperanzador porque cuando todas las hectáreas plantadas de encinas estén en producción, Sarrión será el centro neurálgico de la trufa en España. Por eso, hay que seguir trabajando para que nuestro hongo sea más provechoso para nuestras gentes y nuestra tierra», concluye.

Más información en el suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios