Despliega el menú
Aragón

Los hogares y casas de acogida de menores de Aragón estarán operativas en marzo de 2018

Que los niños menores de 3 años estén con familias de acogida y que no se separe a los hermanos, dos de los objetivos del plan.

Imagen de un incidente registrado el año pasado en el COA
El COA será cerrado y se sustituirá por dos casas de acogida.
Guillermo Mestre

La nueva configuración de los centros de acogida de menores de Aragón estará lista para el primer trimestre de 2018, según avanzó ayer la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Ejecutivo autonómico,María Victoria Broto.

Esta reorganización del actual servicio se traducirá en que a partir de ese momento, la Comunidad contará con dos hogares infantiles (que atenderán a niños de 3 a 12 años y desde los 12 a los 15) y dos casas de acogida (una para menores de 15 a 18 y otra para chavales de 13 a 18 años con necesidades especiales).

La consejera, que intervino en la comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales de las Cortes de Aragón, explicó que el objetivo de ese cambio es adaptar el actual servicio aragonés de protección al menor a lo que marca la Ley del Menor.

Esta reestructuración lleva aparejado el cierre del COA César Augusta por considerarlo "inviable" en su actual configuración. Como punto de partida, Broto explicó que se ha querido que "prevalezca el acogimiento en familias". Y si no es posible lograrlo para todos los menores, la idea es que los niños no tengan que vivir en grandes residencias tuteladas por la Administración, sino en hogares y casas de acogida de menor tamaño, con un número de miembros reducido "que sean lo más parecidas posible a una familia, donde se mantenga juntos a los hermanos", apuntó la consejera.

En cuanto a la organización de estos cuatro centros, Broto dijo que la dirección de todos ellos será pública; que los hogares serán gestionados también por empleados públicos y las casas de acogida saldrán a concurso, pero con la modalidad de concertación social.

El aumento del número de plazas de acogida para menores de edad, concretamente de 24 a 35, y la obligación que de los niños menores de tres años sean atendido por familias de acogida son dos de las novedades que Broto destacó  en su intervención.

Todos los grupos parlamentarios respaldaron, con matizaciones, la reordenación llevada a cabo por el Gobierno de Aragón en los centros de menores, tendente a disminuir la institucionalización de los adolescentes y propiciar un mayor acogimiento familiar.

Etiquetas
Comentarios