Despliega el menú
Aragón

El Ayuntamiento de Quinto hará frente al acondicionamiento de la Casa Palacio

Tras más de 20 años abandonado y semiderruido, el inmueble, situado en pleno casco urbano, no tiene tejado y se ha convertido en un palomar.

La Casa Palacio de Quinto data del siglo XVI y se sitúa en la calle de San Roque.
La Casa Palacio de Quinto data del siglo XVI y se sitúa en la calle de San Roque.
Ayuntamiento de Quinto

Un movimiento popular paralizó las obras de derribo de la Casa Palacio de Quinto de Ebro en 1996. Cuando se tomó la decisión, la cubierta ya se había retirado y, desde entonces, hace ya 21 años, el inmueble se encuentra sin tejado, semiderruido y abandonado.

Lo que era el único edificio renacentista del siglo XVI de Quinto, declarado incluso Bien de Interés Catalogado, es desde hace años un palomar en el que lo excrementos se pueden contar “a toneladas”, según comenta el alcalde de la localidad, Jesús Morales.

De propiedad municipal desde hace una década, la casa palacio pertenecía antiguamente a la parroquia, y en ella vivía el cura. Desde que pasó a ser potestad del Ayuntamiento, se han estado barajando las posibilidades para dar una solución a lo que se considera ya un problema de salubridad.

Finalmente, este año, el Ayuntamiento ha decidido tomar cartas en el asunto y costear el proyecto de consolidación y reconstrucción de la cubierta con las arcas municipales. No obstante, y aunque la inversión se va a hacer sin esperar subvenciones, el Gobierno municipal se encuentra en conversaciones con la Diputación Provincial de Zaragoza y con la Dirección General de Aragón para una posible ayuda económica.

Mientras tanto, se pretende atajar este problema cuanto antes y el proyecto ya se ha sacado a licitación. El plazo para presentar propuestas finaliza este sábado y se espera adjudicar las obras la próxima semana. El coste total previsto es de 173.000 euros aproximados y el plazo de ejecución establecido es de seis meses.

Los trabajos consistirán en descombrar el interior del edificio y quitar los elementos, en estado de ruina. Además, se pretende restaurar cuantos más forjados sea posible e instalar una cubierta. “Así conseguiremos que el edificio se mantenga en pie y en condiciones salubres por sí solo”, explica Morales.

Por el momento, se trata de unas labores de emergencia que resuelvan un problema que incluso está afectando a la venta de inmuebles en la localidad. “La calle contigua a la casa palacio está cortada al tráfico y las 12 viviendas construidas alrededor están sin vender”, asegura el alcalde de Quinto. A largo plazo, cuando se decida qué uso darle al edificio, se planteará una reforma integral de su interior y de las fachadas.

Con el proyecto en fase de licitación, se espera acelerar el proceso lo máximo posible y que las obras comiencen a principios del próximo mes. El objetivo es que el proceso de descombrado empiece cuanto antes y que los andamios estén colocados a finales de año.

Etiquetas
Comentarios