Aragón
Suscríbete por 1€

"Hace nueve años que me embarqué en esta aventura"

Álex Maza y Eduardo Olmos trabajan en el hospital Clínico de Zaragoza.

Álex Maza y Eduardo Olmos trabajan en el hospital Clínico.
Álex Maza y Eduardo Olmos trabajan en el hospital Clínico.
Raquel Labodía

"Se presentó la oportunidad de estudiar la especialidad de Neurocirugía en España y me embarqué en esta aventura. De eso ha hecho ya nueve años". Eduardo Olmos, de 36 años, trabaja en el servicio de Neurocirugía del hospital Clínico de Zaragoza, que se ha convertido en una pequeña delegación caribeña, ya que con él, de República Dominicana, comparten quirófano de esta especialidad un médico de Venezuela y otro de Cuba.

Asegura que su homologación fue más o menos rápida y que los estudios de medicina son similares, aunque reconoce que se tuvo que acostumbrar a "cambiar el chip" y utilizar técnicas, procedimientos o medicamentos que son más habituales en España. "Yo soy de los que creen que los estudios son similares, pero sí que puede que la medicina en República Dominicana sea mucho más práctica desde el principio. Aquí se protege más a la gente de prácticas", comenta Olmos.

Considera paradójico que actualmente, y ante el déficit de médicos, todavía España siga poniendo tantas "trabas burocráticas" para regularizar la situación de los extranjeros. Recuerda que después de nueve años ha sido ahora cuando ha podido "depositar su documentación" para pedir la nacionalidad española. "Sin la nacionalidad, por ejemplo, no puedo presentarme a una oposición ni formar parte de la bolsa de empleo. Es algo que no entiendo", afirma Olmos, que de momento no se plantea dejar España. Su mujer es Hematóloga en Barbastro y él va y viene todos los días a Zaragoza.

El venezolano Álex Maza, de 31 años, lleva en Zaragoza cinco años. Tiene la doble nacionalidad y decidió salir de su país porque no le convencía el proyecto de medicina comunitaria que promovía el Gobierno y en el que la medicina convencional quedaba desplazada. Como Eduardo, considera que los conocimientos médicos son similares en ambos países, pero cambia la manera de ejercer. "Allí se confía más en el ojo clínico y aquí en los avances y en lo tecnológico", señala Maza, que también reconoce que en España se protege más al médico en prácticas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión