Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Siete consejos para aprobar los exámenes

Para superar creces esas duras semanas para todos los estudiantes planificarse con un calendario o hacerse unos apuntes propios forman parte de las claves para sacar buenas notas.

Una buena organización es clave para estudiar.
Una buena organización es clave para estudiar.

Enero está a la vuelta de la esquina y con él, se acercan los exámenes. Todavía hay tiempo para prepararlos y superarlos con creces. El truco está en saber administrarse el tiempo y saber identificar aquellas materias que cuesta más estudiar. 

Para hacer frente a la época de exámenes lo mejor es seguir unos sencillos consejo que ayudarán a afrontar ese duro mes.

1. Planificarse. Es fundamental hacer un calendario de estudio, teniendo en cuenta los objetivos propuestos y el tiempo del que se dispone. Pero siempre siendo realista, pues durante el estudio es fundamental contar con los tiempos de descanso.

2. Realizar unos buenos apuntes.También imprescindible para aprobar los exámenes y para que el proceso de estudio sea más sencillo. Es bueno asistir a clase, tomar apuntes y que, una vez terminada la clase, se lean para entender lo que se ha dado en clase y para identificar las posibles dudas. Además, a la hora de estudiar es importante desarrollar un método de estudio adaptado a la forma de trabajo.

3. Un entorno adecuado para el trabajo. Es importante que la mesa o la zona en la que se vaya a estudiar esté lo más despejada posible. Tan solo debe estar aquello que se va a necesitar, pues de esta forma se evitarán distracciones. También es aconsejable contar con una buena iluminación, de lo contrario, se puede producir fatiga visual, complicando el estudio.

4. Comprender lo que se está leyendo. Llegado el momento de estudiar los apuntes, es recomendable realizar dos lectura. Una primera lectura como primera toma de contacto y una segunda, centrándose en aquello que es más importante.

5. Buscar un método eficaz. Siempre es conveniente resumir los textos para simplificar la información a lo esencial. Además de los sumarios, existen otras técnicas de estudio eficientes que pueden, no solo ayudar a memorizar, sino a ayudar a organizar las ideas y relacionar conceptos. Este es el caso de los mapas mentales o las reglas mnemotécnicas.

6. Pedir ayuda. En ocasiones es una buena idea preguntar a algún compañero o profesor, incluso se puede intercambiar apuntes con alguien. Esto es clave si se quiere comprobar que la información es correcta.

7. No dejar de comer. Conforme se acerca la fecha del examen se suele caer en el error de no comer o hacerlo de forma desequilibrada, pues se suele apurar el tiempo para aprenderse todo o los nervios afectan al apetito. Si no se come correctamente, al cerebro le cuesta asimilar más nueva información.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven.

Etiquetas