Despliega el menú
Aragón

El conductor que mató a un joven zaragozano en Tudela se enfrenta a una pena de hasta 9 años de cárcel

La Fiscalía y la acusación particular le atribuyen una sucesión de temeridades que acabaron de la peor manera, con la muerte del joven estudiante de Enfermería Carlos Pellejero, de 20 años.

Estado en el que quedó el vehículo que atropelló al zaragozano el pasado 16 de abril en Tudela,
Estado en el que quedó el vehículo que atropelló al zaragozano el pasado 16 de abril en Tudela,
Policía Foral

El navarro Abel Las Peñas Calvo, de 29 años, lleva privado de libertad desde el pasado 18 de abril por el atropello mortal del joven estudiante de Enfermería de La Almozara Carlos Pellejero, de 20, ocurrido dos días antes en un camino de Tudela. Pero su paso por prisión podría prolongarse bastante más tiempo, puesto que la Fiscalía y la acusación particular acaban de presentar sus escritos de calificación y solicitan penas que van de los siete años y medio a los nueve, amén de multas de hasta 7.200 euros e indemnizaciones por casi 200.000.

Durante la investigación del caso, la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Tudela descartó que el atropello fuera premeditado, por lo que la muerte del joven zaragozano será juzgada como un accidente de tráfico sin dolo o intención. Pero a la abogada Carmen Cifuentes, que representa a los padres de la víctima, le cuesta asumir que lo ocurrido fue tan solo un giro fatal del destino. De hecho, está convencida de que la suma de temeridades e imprudencias que cometió el acusado solo podían acabar de la peor manera.

A la hora de proponer una condena para Abel Las Peñas, las acusaciones han tenido que valorar de forma conjunta todos los delitos que presuntamente cometió: uno de homicidio y dos de lesiones por imprudencia grave, otro de conducción temeraria y un quinto por el positivo en drogas. Por este concurso de delitos, como se denomina de forma técnica, la máxima pena que podían pedir la Fiscalía y la familia del fallecido era cinco años de prisión. Y eso es lo que han hecho.

Dijo que no se dio cuenta

Sin embargo, al vecino de Milagro –localidad en la que fue detenido el encausado varias horas después del atropello– sí se le atribuye un delito de los calificados como dolosos. Se trata de la omisión del deber de socorro, ya que Abel Las Peñas no mostró ni el más mínimo interés por el estado de las víctimas, puesto que tras embestirlas y hacer que salieran proyectadas a 15 metros continuó circulando a gran velocidad. El ministerio público cree que esta reprochable conducta debe castigarse con otros dos años y medio de cárcel, pero la familia del fallecido eleva la petición a cuatro.

Cuando declaró en el juzgado, el conductor dijo que no se dio cuenta de que había atropellado a tres personas. Pero le resultará complicado convencer de ello al magistrado o magistrada que haya de juzgarlo, puesto que los dos jóvenes que iban en el coche del acusado han declarado que le advirtieron de lo ocurrido y le solicitaron insistentemente que se detuviera. «Joder, que me han visto», parece que llegó a contestarles.

Pero no fueron estos testigos los únicos que hablaron a la instructora de la alarmante forma de circular del conductor navarro. En la curva previa al atropello, el acusado estuvo a punto de arrollar a otro joven. Y si no lo hizo, declaró este viandante, fue porque se tiró a un lado del camino.

Las dos chicas que resultaron lesionadas en este siniestro –a una la llevó casi 30 metros sobre el capó, hasta que hizo una maniobra brusca para tirarla y continuar la huida- todavía continúan en tratamiento. Los que tampoco se han repuesto son los padres de Carlos Pellejero, hijo único del matrimonio. El forense que los asistió fijó en 180 días el periodo de recuperación del trastorno depresivo que les provocó la traumática pérdida de su hijo, y a este tiempo habrá que sumar además las secuelas (todavía sin valorar).

La defensa todavía no ha presentando su escrito de descargo, por lo que tampoco se ha señalado aún una fecha para la celebración de la vista oral. En cualquier caso, todo apunta a que se celebrará a comienzos del próximo año en los juzgados de Tudela.

Etiquetas
Comentarios