Despliega el menú
Aragón

“Fastidia bastante que tengas la edad para votar y no te dejen”

Más de 2.000 personas con discapacidad intelectual podrán ejercer su derecho a voto en Aragón en las próximas elecciones.

Una persona votando.
Una persona votando.

Pilar (nombre ficticio) ha tenido prohibido votar en siete procesos electorales desde que cumplió la mayoría de edad. Como ella, alrededor de 2.500 personas en Aragón están incapacitadas judicialmente (bien por discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo) y esto no les permite ejercer su derecho a voto. "Me sentía impotente porque no somos diferentes a otras personas y, por lo tanto, tenemos el mismo derecho a votar que el resto”, asegura esta joven zaragozana de 26 años. Está previsto que, a partir de estas próximas elecciones (seguramente las que se celebren a nivel autonómico y local en 2019) ya pueda ejercer su derecho a voto, 10 años más tarde de lo que debería.

Este cambio se producirá porque el Pleno del Congreso aprobó este martes, por 341 votos a favor, la toma en consideración de la Proposición de Ley de la Comunidad de Madrid para reformar la Ley Orgánica de Régimen Electoral, que pide que se suspendan dos apartados de la normativa legal para que las personas con discapacidad pueda votar. En concreto, se refiere a las personas declaradas incapaces en virtud de sentencia firme y a los internados en un hospital psiquiátrico. Pilar pertenece al primer grupo, ya que tiene una discapacidad reconocida del 33% y, entre otras cuestiones, sufre ataques de epilepsia.

“Es un orgullo que podamos votar porque la legislación que hay actualmente es injusta”, considera. Asimismo, recalca que ella tiene sus derechos y sus propios pensamientos con los que decidir a quién dar su voto. “Fastidia bastante el tener la edad para votar y que no te dejen; ya que tú quieres ejercer tus derechos”, puntualiza. En un par de años, finalmente podrá ejercer este derecho y tiene claro que ese día va a ser la primera en acudir al colegio electoral correspondiente. “No pienso dejarlo. Votaré lo que considere, pero acudiré a las urnas”, puntualiza.

Tras este primer paso, la proposición de ley será remitida a comisión para debatir las enmiendas que pueden presentar los grupos parlamentarios. Esto se elevará al Pleno, donde es necesaria la mayoría absoluta de la Cámara antes de seguir su tramitación en el Senado. Aunque este proceso puede parecer complejo, dado que todos los partidos han mostrado su apoyo a la tramitación de esta iniciativa es probable que no haya mayores cambios y que se tramite en los términos actuales. De ser así, solo tendrán prohibido votar aquellas personas que hayan sido privadas de su derecho de sufragio como parte de su condena. 

Tal y como manifestó este martes el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo Pérez, esta modificación permitirá que el Estado español deje de incumplir la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Dicho tratado, que es de obligado cumplimiento por parte de los países que lo ratifiquen, reconoce el derecho de sufragio de todas las personas con discapacidad.

En esta misma línea se han manifestado desde Plena Inclusión Aragón, asociación que agrupa a 38 entidades que trabajan para más de 4.000 personas con discapacidad intelectual en todo Aragón: “Celebramos el gran paso dado en el Congreso de los Diputados, que debe necesariamente ser elegido por todas y todos los españoles independientemente de su discapacidad. Que nuestro país se encontrase todavía en una situación de excepcionalidad en este sentido, muestra el largo camino que todavía debemos recorrer para que las personas con discapacidad sean sujetos reales de derechos”.

"Más ayudas a la discapacidad"

Este es el primer paso para que las personas incapacitadas puedan votar; un hecho celebrado por todos los afectados. Sin embargo, muchos de ellos, como Pilar, ya miran hacia delante, hacia las propuestas que deberán hacerles los partidos para ser los elegidos. “Tienen que llevar a cabo más ayudas para la discapacidad y fomentar que se nos trate como a iguales. Ellos son los primeros que no nos tienen que tratar de manera diferente”, recalca.

Algunos ya están pensando en cómo mejorar la situación de las personas con discapacidad. "Respecto al contenido del programa electoral no creemos que sea necearía una reestructuración total, más allá de las demandas fruto de las reuniones con la sociedad civil y la actividad parlamentaria; pero sí que apostaremos por mejoras en el proceso electoral, como incluir la accesibilidad plena en los colegios electorales, la creación de papeletas electorales en alfabeto braille o la información en los colegios electorales del proceso de votación en lenguaje de signos", aseguran desde el grupo parlamentario de Ciudadanos.

Asimismo, especifican que en los próximos meses estudiarán la posibilidad de adaptar el programa (o en su caso, la carta que se envía a las viviendas) para que todas las personas puedan acceder a él. Una tendencia que se mantiene en el resto de partidos que consideran que todavía es pronto para valorar cómo adecuar el programa (tanto en contenido como en formato) y la forma de hacer llegar su mensaje a este colectivo.

Etiquetas
Comentarios