Despliega el menú
Aragón

Llenar el depósito es 3 euros más caro que hace un año por la subida del petróleo

El precio del barril de Brent se sitúa desde hace días por encima de los 60 dólares, a niveles de julio de 2015.

A pesar de la subida, algunos surtidores de Zaragoza siguen manteniendo precios por debajo del euro.
A pesar de la subida, algunos surtidores de Zaragoza siguen manteniendo precios por debajo del euro.
HA

El precio del barril de Brent, que es el indicador de referencia para el coste de la gasolina en Europa, se situó el pasado lunes por encima de los 60 dólares por unidad. Con oscilaciones diarias, desde entonces se ha mantenido por encima de esa barrera que no se superaba desde el 3 de julio de 2015, hace más de dos años.

La subida del precio del petróleo Brent no es algo nuevo: en lo que va de año, el crudo de referencia para la región europea acumula una revalorización del 8%, mientras que el barril de petróleo Texas, el de referencia para Estados Unidos, tan solo ha subido un 2%.

Es cierto que a los consumidores no se les repercute el 100% de las bajadas y subidas del precio del petróleo (el crudo representa tan solo el 35% del precio del litro de gasolina mientras que el 65% restante se reparte entre aproximadamente un 52% de impuestos más los gastos de refinado y el margen de distribución de los operadores), pero no cabe duda de que las oscilaciones del mercado acaban pasando factura en el bolsillo de los ciudadanos de a pie.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta la voz de algunos analistas que señalan que el precio del barril de Brent podría seguir subiendo en los próximos meses, conviene no perder de vista cuáles son los surtidores más económicos para llenar el depósito del coche.

El Geoportal del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a disposición de todos los ciudadanos a través de internet, es una herramienta muy útil para elegir en qué gasolinera repostar y que los repuntes del petróleo no pasen factura a la economía familiar. Porque dependiendo del surtidor que se elija, las diferencias pueden ser bastante considerables.

Ayer, la gasolinera abierta al público con el litro de gasolina más barato de todo Aragón era la estación de Bonárea en Fraga. En este surtidor se podía llenar un depósito de 50 litros de gasolina por 53,25 euros, 11,45 euros menos que en la gasolinera con el litro más caro.

Mientras, llenar un depósito diésel, tradicionalmente más barato, oscilaba entre los 47,50 y los 59,95 euros dependiendo de la gasolinera elegida. A pesar de la subida de precios, ayer todavía era posible repostar diésel en 35 gasolineras aragonesas por menos de un euro el litro, pero lo cierto es que el litro de combustible se ha encarecido en Aragón unos tres euros más en tan solo un año.

Los surtidores asociados a grandes superficies, como Bonárea o Alcampo, siguen situándose entre los más económicos de la Comunidad. De la misma forma marcan la diferencia las cooperativas agrarias: la mayoría son solo para los socios, pero algunas están a disposición del público sin ningún tipo de requisito y otras exigen la tramitación de una tarjeta de asociado, pero no exigen ser cooperativista ni pago previo alguno.

"Queremos ser competitivos"

La repercusión de la subida del precio del barril de Brent sobre el precio que pagan los consumidores la corrobora Pilar Soto, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de Aragón (Aesar), quien apunta que el alza lleva notándose "considerablemente" desde hace varios meses. "Nosotros queremos poner precios más competitivos, que los clientes llenen el depósito en nuestras estaciones, pero si nos suben la materia prima con la que trabajamos, no podemos hacer otra cosa", abunda Soto.

La presidenta de la patronal de gasolineras aragonesas recuerda así que los propios empresarios también están pagando la revalorización del barril, una situación que parece que se va a extender en el tiempo. "Por las informaciones que tenemos, creemos que los precios se van a mantener en esta línea los próximos meses", apunta Soto.

¿Por qué sube el petróleo?

Son varios los factores que están haciendo repuntar el precio del crudo hasta valores de hace dos años. En este sentido, está siendo determinante la negociación que mantiene la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para ampliar la duración de los recortes de producción de crudo hasta finales del año 2018. De hecho, Arabia Saudí apuntó esta misma semana la posibilidad de que el pacto para congelar sus extracciones, que ha logrado apuntalar los precios desde que se aprobó a finales de 2016, se alargue más allá del primer trimestre de 2018.

Está previsto que los miembros de la OPEP se reúnan el próximo 30 de noviembre en Viena, fecha en la que pueden quedar resueltas todas las dudas sobre la producción de petróleo en los principales abastecedores de Europa.

Otro de los factores que está influyendo en la situación actual es la inestabilidad política que se vive en el segundo productor mundial, Iraq. El conflicto de este país con la región del Kurdistán está pasando por momentos delicados, algo que está mermando la producción diaria de barriles, incidiendo directamente en un alza de precios.

La recuperación del consumo a nivel mundial después de duros años de crisis, así como el paso de huracanes por algunas de las principales zonas de producción de petróleo de Estados Unidos, también están repercutiendo en la escalada del barril de Brent.

Etiquetas
Comentarios