Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón se queda sola y ya es la Comunidad donde más coste fiscal tiene aceptar una herencia

La cuantía exenta de pagar el tributo es la más baja de España –150.000 euros– y no existen otras bonificaciones. Andalucía y Extremadura, que junto a Aragón tenían el impuesto de sucesiones más alto, lo han bajado a mínimos.

La tasación de los inmuebles condiciona la cuantía. Una crítica recurrente escuchada a los defensores de que el impuesto de sucesiones desaparezca es la relativa a la tasación de la vivienda. En su opinión, la alta valoración que la Administración atribuye a los inmuebles condiciona la masa hereditaria y eleva el gravamen.
La tasación de los inmuebles condiciona la cuantía. Una crítica recurrente escuchada a los defensores de que el impuesto de sucesiones desaparezca es la relativa a la tasación de la vivienda. En su opinión, la alta valoración que la Administración atribuy
Guillermo Mestre

Aragón se ha quedado sola en cuanto a deducciones y bonificaciones del impuesto de sucesiones. Hasta este año, la Comunidad era, junto con Asturias, Extremadura y Andalucía, una de las que tenía un mínimo exento de tributar más bajo y, por tanto, se situaba entre los territorios en los que más había que pagar por este gravamen a partir de determinadas circunstancias y cuantías heredadas. Los cuatro territorios eran los que encabezaban el ranquin de comunidades con mayor presión fiscal sobre los herederos.

Pero a lo largo de este año, las tres comunidades citadas han decidido o bien aumentar el límite a partir del cual debe tributarse por herencia –como es el caso de Andalucía o Asturias– o bien aplicar una bonificación del 99% en la cuota del impuesto, de tal forma que todos los herederos paguen el 1% de las cuantías percibidas mortis causa –como Extremadura–. Estos cambios han dejado a Aragón como la comunidad con peor tratamiento de este impuesto y ha hecho que se retome con fuerza el debate sobre la justicia y la equidad de este tributo.

Sin ir más lejos, la asociación Aragón Stop Sucesiones y Plusvalía anunciaba el lunes, en su primera asamblea general celebrada en Zaragoza, que se entrevistarían el próximo 15 de noviembre con el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, para entregarle las 100.000 firmas recogidas hasta ahora contra ambos impuestos (uno de ellos autonómico y el otro municipal). En opinión de esta asociación, el impuesto de sucesiones es "injusto y confiscatorio" y un "expolio" para las familias. A estas críticas se une la percepción de que los aragoneses son tratados como "españoles de tercera", sobre todo ahora que todas las demás comunidades tienen bonificaciones o topes exentos de tributar más elevados.

Una opinión que es compartida por José Luis Artero, director del Departamento de Herencias y Sucesiones del despacho Ilex Abogados. Para este profesional, la mayor injusticia es que en Aragón se pague por percibir una determinada herencia cuando en otras comunidades, por la misma cuantía no se paga nada o el impuesto es muy bajo. Artero explica que aun siendo cierto que una mayoría de herederos están exentos de tributar (la DGA asegura que el 90%), hay que pensar en el 10% obligado a pagar. Tal y como está ahora regulado el tributo en Aragón, los primeros 150.000 euros no están sujetos a gravamen, siempre que el patrimonio del heredero no supere los 402.000 euros. Y recuerda que el debate está enfocado en las herencias transmitidas entre parientes cercanos (cónyuges, ascendientes y descendientes), que es donde se están dando las diferencias más radicales en el trato fiscal entre una comunidad y otra. En las herencias entre parientes colaterales –hermanos, tíos, primos y sobrinos– o personas sin parentesco con el fallecido, la fiscalidad que se aplica es bastante similar entre territorios.

Artero menciona que la actual regulación de las herencias en Aragón penaliza a los cónyuges y a los hijos, cuando son herederos únicos, y a los patrimonios más altos. "Consideramos que se trata de una discriminación y una injusticia. Porque en igualdad de condiciones, en unas comunidades se paga este impuesto y en otras no", apunta.

La opinión de Hacienda

Desde el Gobierno de Aragón se avanzó que no había intención de introducir ninguna modificación en este gravamen, pese a los cambios que han decidido recientemente otras comunidades autónomas. Desde el Departamento de Hacienda se reiteró que el impuesto de sucesiones en la Comunidad es "progresivo: a mayor base liquidable, mayor tipo impositivo". Y recordaron las declaraciones del consejero Fernando Gimeno, que se ha mostrado partidario más que de eliminar este tributo, de armonizarlo para establecer unos mínimos y unos máximos en toda España, que eviten la competencia desleal entre territorios.

Por otra parte, la Consejería de Hacienda hizo hincapié en la reducción del 100% que se aplica al impuesto cuando los herederos son hijos menores de edad o personas con una discapacidad igual o superior al 65%. "Son los beneficios más altos que hay en cualquier comunidad", aseguraron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión