Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Gobierno de Lambán publica su liviana agenda con dos años de retraso

La Ley de Transparencia obliga desde 2015 a revelar los actos y reuniones del Ejecutivo y sus altos cargos. El gabinete lo hizo ayer a medias y con fallos y aún deben sumarse otros 100 directivos.

Javier Lambán, presidente de la Diputación General de Aragón.
Javier Lambán, presidente de la Diputación General de Aragón.
Sandra Lario

La Ley de Transparencia de Aragón obliga al Ejecutivo autonómico a publicitar su agenda institucional desde 2015, pero la coalición PSOE-CHA ha necesitado más de dos años para colgarla al fin en el portal de transparencia. Y ayer lo hizo a medias, sin mucha información y hasta con algún que otro fallo.

De hecho, en el portal de la DGA solo consta un puñado de actos y reuniones que el presidente y sus consejeros han decidido difundir. Aunque han hecho de la transparencia una bandera política, su cumplimiento está siendo, por así decirlo, por etapas. Ayer le tocó el turno a las agendas del núcleo del Gobierno y dentro de dos semanas, si se cumple lo dicho ayer a este diario, tocará colgar en el portal de Transparencia las del centenar de directores generales, altos cargos y directivos del sector público aragonés. Aún está por ver si estarán cargadas o serán tan livianas como las del presidente y sus consejeros.

Cualquier persona que consulte la agenda del presidente, Javier Lambán, o del consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, se podría pensar que trabajo, lo que se dice trabajo, no tienen mucho. El primero solo publicita para esta semana su asistencia al Consejo de Gobierno y una reunión con el líder de Podemos-Aragón, Nacho Escartín, además del pleno de las Cortes, mientras Celaya solo ha difundido que irá al Consejo de Gobierno y el pleno.

El más cumplidor, al menos por el números de actos, reuniones y encuentros que ha publicitado, es el consejero de Vertebración, José Luis Soro. Trece constan a lo largo de esta semana, con el festivo Día de Todos los Santos de por medio: desde su asistencia a primera hora de ayer a Radio Zaragoza para ser entrevistado hasta varias hasta reuniones con su equipo en su despacho, pasando por su asistencia a la comisión asesora de toponimia de Aragón.

Y todo con las horas de celebración y el emplazamiento. El de Soro no es un caso excepcional porque este nivel de detalle también lo han cumplido el resto de consejeros. Será por la falta de práctica o porque los políticos y sus equipos también son humanos, pero hay fallos o información que no coincide con la realidad. Así, el consejero de Medio Natural, Joaquín Olona, tiene previsto asistir el viernes a la sesión del control del Gobierno en las Cortes desde las 9.30 hasta las 18.00, aunque la segunda jornada del pleno acabe siempre a la hora de comer, mientras declara que solo asistirá un cuarto de hora el día previo, de 9.30 a 9.45. Mientras, el presidente acudirá "todo el día" al pleno, tanto el jueves como el viernes, aunque nunca lo haya hecho.

En transparencia, nadie del gabinete gana a la consejera de Economía, Marta Gastón, la única que por ahora ha publicitado una reunión con una empresa. Y todos se reúnen habitualmente con unas cuantas por la propia labor de su trabajo.

La norma obliga al Ejecutivo y a sus altos cargos a revelar su agenda completa "con carácter previo" y a mantenerla durante todo su mandato para ser consultada. Para que ninguno de ellos se despiste, desde el propio servicio de Transparencia de la DGA han colgado una detallada guía con todo lo que, según la ley vigente, deben revelar de su agenda institucional: visitas, actos, foros públicos y privados a los que asisten, ruedas de prensa y comparecencias, viajes y desplazamientos oficiales y cualquier reunión "en ejercicio de sus funciones públicas".

La misma guía recuerda que existen límites, como los intereses económicos, la garantía de la confidencialidad o el secreto requerido en procesos de toma de decisión, aunque si se aplica deberá ser "motivada, restringida, justificada y proporcionada". Desde la DGA, ayer eran más mundanos a la hora de explicar la liviana agenda de los consejeros y lo achacaban a que debían coger práctica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión