Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Cine para todos los públicos… desde los cero años

La iniciativa de dos madres residentes en Zaragoza propone a las salas programar sesiones para padres cinéfilos con bebes.

Cine para todos los públicos… desde los cero años
Cine para todos los públicos… desde los cero años

Asistir a los últimos estrenos en la gran pantalla es un placer que en muchos casos se ve interrumpido cuando un bebé aparece en escena y los padres dejan en un segundo plano su afición al cine para centrarse en otra película sin duda más importante, basada en hechos reales, y cuyo protagonista es su recién nacido.

Sin embargo, desde hace unos años, varias salas de ciudades españolas cuentan con sesiones específicas para aquellos padres cinéfilos que desean seguir disfrutando del cuidado de sus bebés y al mismo tiempo de proyecciones en salas de cine acondicionados para este tipo de público, en las que el sonido, la iluminación y la temperatura se adaptan para que los bebés estén de cine mientras sus padres ven una película.

Laura Rodríguez es una mamá de un peque de 14 meses y Ariadna Royo, de otro de 23 meses. Ambas madres han impulsado en Zaragoza una iniciativa para habilitar una sesión especial de cine con bebés en la capital aragonesa. Para ello han creado un grupo en Facebook, que ya cuenta con más de 200 miembros, y una campaña en Change.org con la que han recogido más de 250 firmas.

“En el momento en que das a luz ya hay un montón de cosas que te cambian la vida. Una de ellas es que si eres una persona cinéfila te das cuenta de que es complicado ir al cine con tu bebé. Pensamos que sería genial que, igual que ocurre en otras ciudades, existiera una ‘sesión bebé’, que en otros lugares se llama ‘sesión teta’ o ‘sesión familiar’. Hemos apostado por ese nombre porque no queremos que nadie se sienta excluido, ofendido o no integrado”, explica Ariadna Royo.

“Este tipo de proyecciones solo se diferencia del resto en que el sonido de la película es más bajo, la sala no queda completamente a oscuras y la temperatura resulta más equilibrada para los asistentes. Si la idea sale adelante, nos gustaría que las películas que se proyectasen, en principio durante una sesión al mes, fueran las más votadas a través de una encuesta”, añade.

Ya han mantenido reuniones con empresas responsables de varias salas de la ciudad como Aragonia y Yelmo y la respuesta ha sido, en parte, positiva: “Están dispuestos a programar una sesión pero nos piden que como mínimo tenga 100 espectadores, -señala-. Eso es un poco difícil, al menos para una primera vez, y nos sorprende cuando vemos que en general se proyectan sesiones con mucho menos público y no se suspenden por ello”.

“No se está pidiendo nada que sea un gasto extra pero en cualquier caso vamos a seguir conversando con los cines para que la ‘sesión bebé’ sea una realidad. Tendría un precio de 5 euros en los cines Yelmo y 5,80 en los Aragonia (4,40, para menores de 12 años) y serían gratis para niños hasta 3 años que no ocupasen asiento. La venta de entradas seria anticipada y solo se devolvería el importe de la misma si no saliese adelante la proyección”, apunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión