Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La DGA reorganiza sus centros de protección de menores

El IASS opta por una red de establecimientos más pequeños y con atención especializada y decide cerrar el COA.

El Instituto de Servicios Sociales (IASS) anunció ayer que en las próximas semanas pondrá en marcha un proceso para reorganizar sus centros de protección de menores. En una nota de prensa, este servicio explicó que el objetivo del cambio es "mejorar la atención de los menores bajo protección y adaptar los recursos a las nuevas necesidades y a la nueva normativa".

El IASS ha optado por una red de centros de acogida más pequeños, con menor capacidad y en los que se dé una atención más especializada y personalizada. Este nuevo diseño implica cerrar el COA Cesaraugusta, un establecimiento que, en opinión de los responsables del IASS, "no cumple con los requisitos de las nuevas necesidades". Esta instalación ha dado numerosos quebraderos de cabeza al Gobierno de Aragón en los últimos años, tanto cuando gobernaba el PP como en la actualidad, con el Ejecutivo socialista. Las movilizaciones que han manteniendo los educadores del centro y los incidentes protagonizados por algunos de los menores allí acogidos han puesto el foco de atención mediático sobre este establecimiento con demasiada frecuencia.

Nuevo diseño

Según lo avanzado ayer, la intención del IASS es transformar los dos centros de atención y protección de menores que ahora están en funcionamiento: el Jardín de Infancia, que acoge a niños pequeños, y el COA, en el que hay chavales mayores y adolescentes. El primero se reconvertirá en dos de menor tamaño y con menos plazas en cada uno de ellos. El segundo se cerrará y los jóvenes que ahora están allí acogidos serán ubicados en otros establecimientos. Con este plan, aseguraron desde el IASS, se aumentará tanto el número de establecimientos de acogida, que pasarán de los dos actuales a cuatro, como las plazas ahora disponibles, que se incrementarán de 24 a 35. Asimismo, y en cumplimiento de la nueva normativa, los menores de 3 años no pasarán por estos centros sino que irán directamente a familias de acogida.

El plan detalla que el nuevo diseño de estos cuatro establecimientos pasará por la creación de una red de hogares familiares para menores de entre 3 y 15 años y dos casas de acogida para preadolescentes y adolescentes. Uno de estos hogares acogerá a grupos de hermanos y otro se destinará a menores en situación de especial vulnerabilidad. Ambos serán gestionados íntegramente por empleados públicos.

Aumenta la cifra de educadores

En cuanto a las casas de acogida, una de ellas será especializada, para chicos con dificultades especiales. Ambas tendrán una gestión externalizada, pero a través de la modalidad de concertación social.

Por último, aseguraron desde el IASS, se respetarán los derechos laborales de los empleados públicos de los centros y se llevará a cabo un proceso de reasignación de plantillas: en los propios establecimientos, en otros del IASS o en centros pertenecientes a otros departamentos del Gobierno de Aragón. La plantilla final de empleados públicos se incrementará con 16 nuevos educadores sociales.

En cuanto a la gestión, se prevé que una parte, que hasta ahora estaba externalizada, sea pública. La que se mantendrá con gestión externalizada se hará bajo los criterios de la nueva Ley de Conciertos Sociales "y se tendrán en cuenta las necesidades de supervisión y control del prestatario, la adecuación de las ratios educador/menor y la existencia de cláusulas sociales", argumentaron desde el IASS.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión