Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El ADIF licitará todas las obras de mejora de la vía de Teruel a lo largo del próximo año

La renovación de la línea para el tráfico de mercancías requerirá 62 millones y estará lista a principios de 2020. Garantiza 246 millones para tener electrificado el eje en 2022.

El presidente del ADIF, Juan Bravo, y el consejero de Vertebración, José Luis Soro, ayer en Zaragoza.
El presidente del ADIF, Juan Bravo, y el consejero de Vertebración, José Luis Soro, ayer en Zaragoza.
J. M. Marco

Todas las obras comprometidas para renovar y adecuar la línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto se licitarán el próximo año. Así lo garantizó ayer el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), Juan Bravo, quien comprometió la inversión de 308 millones de euros más IVA en los próximos cuatro años para lograr que el corredor sea de nuevo competitivo, especialmente para el tráfico de mercancías.

Bravo detalló todas las actuaciones ante la comisión de seguimiento del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que reunió en Zaragoza a representantes de los gobiernos de Aragón y Valencia, del ADIF y Renfe, del puerto de Valencia y de los agentes sociales. Las primeras obras se centrarán en la renovación de la infraestructura, que comenzará antes del verano de 2018 y acabará en la primavera de 2020 tras una inversión estimada de 62 millones.

Mientras las máquinas llegan al corredor, el ADIF licitará la electrificación en el segundo semestre con el objetivo de que entre en servicio entre mediados de 2020 (Zaragoza-Teruel) y principios de 2022 (Teruel-Sagunto). En este último caso, la necesidad de someter a impacto ambiental las subestaciones entre Teruel y Sagunto alargará su tramitación. El importe rondará los 246 millones.

Bravo garantizó las obras aun en el caso de que el Gobierno prorrogue las cuentas. "Tenemos capacidad suficiente para abordar los proyectos en marcha y cierta autonomía presupuestaria", dijo antes de confirmar que en enero estará el plan director que detallará aún más la "hoja de ruta".

La primera actuación se centrará en la restauración de 11 estructuras, imprescindible para que esta línea deje ser la única del país con restricciones para el tráfico de mercancías. Tras inspeccionar 211 construcciones, ADIF ha concluido que se debe reforzar un puente metálico y otros diez de hormigón. A estas actuaciones se destinarán 1,3 millones, que se licitarán a principios de 2018 y estarán acabadas ocho meses después si se cumple el cronograma oficial.

Bravo explicó que con esta intervención se logrará suprimir la actual restricción de carga por eje que tienen los trenes entre Teruel y Sagunto, pasando de 20 a 22,5 toneladas, como en el resto de líneas del país. "Puede parecer un incremento pequeño, pero supone un gran potencial en el tránsito de mercancías", dijo.

Con estas obras lanzadas, se licitará al mismo tiempo la construcción de los siete apartaderos de 750 metros anunciados a lo largo de la línea para que se puedan cruzar los trenes de viajeros y mercancías y el paquete de actuaciones de renovación de la vía. Su coste ronda los 62 millones y el grueso de su financiación correrá a cuenta del puerto de Valencia, complementada por el ADIF.

En la lista de mejoras figuran la sustitución de 106.000 traviesas y 40.000 metros de raíles, la mejora de terraplenes y desmontes, así como la renovación de "obras de fábrica antigua" y la mejora de estructuras. Con su finalización en abril de 2020, se retirarán la mayoría de limitaciones de velocidad como consecuencia de la desidia y el abandono histórico de la línea.

Las mejoras comprometidas se completan con la electrificación, que llegó a presupuestar el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y de la que no se ha vuelto a saber nada hasta ahora. Los trámites han comenzado este mes, lo que permitirá disponer de los proyectos antes del próximo verano para licitarlos. Las obras comenzará a principios de 2019, salvo las subestaciones entre Teruel y Sagunto, que se demorarán hasta el otoño de 2020.

Soro reclama altas prestaciones

El consejero de Vertebración, José Luis Soro, destacó el clima de colaboración institucional –"impensable hace solo unos meses", dijo–, el cumplimiento de los compromisos y la importancia de las obras anunciadas, pero esto no le impidió reivindicar la conversión de la vía en un corredor de altas prestaciones. "En un horizonte más allá de 2022 habrá que afrontar otro tipo de actuaciones para que pueda competir con otros corredores. En este se habla de cientos de millones y en otros, de miles", subrayó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión