Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Anestesistas e intensivistas de Teruel solicitan que médicos del Servet refuercen sus guardias

Alertan de que en el Obispo Polanco falta personal, lo que podría mermar la calidad del servicio. Los facultativos de la uci amenazan con no trabajar más noches de las que estiman razonables.

Emergencias. El papel de los médicos de la uci y de los anestesistas es vital en la atención a casos de emergencia -en la foto, una ambulancia llega al hospital Obispo Polanco de Teruel-. Facultativos de ambas especialidades piden al Servet apoyo para cubrir todas las guardias y rebajar así su presión física y psicológica.
Emergencias. El papel de los médicos de la uci y de los anestesistas es vital en la atención a casos de emergencia -en la foto, una ambulancia llega al hospital Obispo Polanco de Teruel-. Facultativos de ambas especialidades piden al Servet apoyo para cub
A.García/Bykofoto

Los médicos de la uci y del servicio de Anestesia del hospital Obispo Polanco de Teruel han solicitado al Gobierno aragonés que facultativos del Miguel Servet de Zaragoza –centro de referencia– les ayuden a cubrir la programación de guardias. Denuncian que el personal escasea y que el exceso de trabajo que tienen que soportar podría llegar a afectar a la calidad asistencial.

En la uci, de una plantilla con siete especialistas solo hay tres para hacer guardias ya que uno de ellos se ha ido a un nuevo destino, otro está de baja, otro de vacaciones y otro tiene más de 55 años –condición que exime de trabajar por las noches–. Hay médicos que en los últimos días han hecho seis guardias seguidas –con 12 horas de descanso entre cada una de ellas– y calculan que a final de mes habrán realizado entre 10 y 11 de estos servicios, cuando lo habitual en hospitales con plantillas más amplias son 5 o 6.

"Esto es una barbaridad y hay que decirlo. Estamos bajo mínimos, acabamos cansados y así no se puede hacer un seguimiento adecuado del paciente", afirmó ayer José Carlos Torralba, intensivista en el Obispo Polanco. "Estos –continuó– no son ratios aconsejables para la salud mental del facultativo ni para la calidad del servicio".

Situación "insostenible"

Los médicos de la uci turolense han enviado una carta a la dirección del hospital advirtiendo de que, si no se encuentra una solución pronto, están dispuestos a plantarse y no hacer más guardias de las que ellos estiman razonables, 5 o 6 al mes. Otra medida de presión que barajan es denunciar la situación, que califican de "insostenible", ante los tribunales.

Los intensivistas han propuesto al Departamento de Salud del Gobierno aragonés como solución "más factible" que médicos del Servet se desplacen a Teruel para hacer guardias y recuerdan que en una ocasión ya se adoptó esta medida con buenos resultados.

El mismo planteamiento han hecho a la DGA los anestesistas del Obispo Polanco, que de una plantilla de 13 médicos solo 9 hacen guardias porque un puesto está vacante y otros tres facultativos están libres de este servicio por tener otras responsabilidades o ser mayores de 55 años. "Que vinieran compañeros del Servet a ayudar sería la solución, porque en Teruel no quiere instalarse nadie", indicaron fuentes sanitarias.

Desde la DGA señalan que, en el caso de la uci, el problema está a punto de solucionarse tras haberse hecho dos contrataciones –una interinidad y una eventual– y estar próximos a conseguir un médico para guardias. Respecto del área de Anestesiología, el Gobierno aragonés "baraja diferentes opciones", una de ellas el desplazamiento de facultativos del Servet para hacer guardias, "con el fin de poder prestar el servicio sin dificultades". "Estamos estudiando cómo y de qué manera resolvemos la situación", dijeron las mismas fuentes oficiales.

Desde el sindicato médico mayoritario en Teruel, CESM, exigieron al consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, que busque una solución, al entender que las necesidades asistenciales así lo requieren. "Es su obligación con la población turolense", subrayaron. Alertaron de que "los excesos de horas de trabajo repercuten en la atención a los enfermos" y reclamaron que se cubran todas las plazas vacantes.

Un portavoz de CESM pidió además que se aplique ya el plan de incentivos aprobado para los profesionales que ocupan plazas de difícil cobertura, una medida, a su juicio, que evitaría agravios comparativos. La misma fuente recordó la polémica surgida el pasado mes de marzo, cuando urólogos de Zaragoza se desplazaron a Teruel para hacer guardias localizadas cobrando el triple que los profesionales locales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión