Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

Un camino para dar licencia a proyectos

Tres entidades explotarán los retos resueltos en ediciones anteriores del Programa Demola Campus Iberus, que mantiene abierto el plazo de inscripción para la próxima edición.

Un camino para dar licencia a proyectos
Un camino para dar licencia a proyectos

Tres de las entidades participantes en el Programa Demola del Campus de Excelencia Internacional ‘Campus Iberus’, alianza estratégica de las universidades públicas del valle medio del Ebro (Universidad de Zaragoza, Lleida, Pública de Navarra y La Rioja), han licenciado los retos propuestos y resueltos en las ediciones anteriores, por lo que a partir de ahora podrán desarrollarse y tener explotación comercial.

Campus Iberus mantiene abierta, hasta el 2 de noviembre, la inscripción en la tercera edición de Demola, un programa innovador dirigido a estudiantes universitarios y recién titulados de las universidades que conforman Campus Iberus: Zaragoza, Lleida, Pública de Navarra y La Rioja. La inscripción debe formalizarse a través de la página web.

Nacido en Finlandia y reconocido por la OCDE y por la Comisión Europea, Demola abarca actualmente una red internacional de 20 nodos. En estos, más de 1.500 estudiantes y 100 empresas han llevado a cabo cerca de 250 proyectos, de los cuales más de un 90% han tenido explotación comercial.

Retos licenciados

En las ediciones anteriores de Demola participaron 35 estudiantes y titulados de Campus Iberus que dieron respuesta a los retos planteados por 9 entidades públicas y empresas privadas de Aragón, Navarra, Cataluña y La Rioja. Tres de estas soluciones han sido licenciadas para su explotación comercial.

En el caso del CTIC-CITA el equipo de estudiantes estuvo compuesto por María Ibáñez, de la Universidad de La Rioja, Valentina Lodosa, de la UPNA, y Laura Capapé, de la Universidad de Zaragoza.

Este equipo ha propuesto la elaboración de un estofado de proteínas vegetales como producto de quinta gama (preparado y envasado), así como un producto panificable sin gluten.

En el caso de la Fundación Riojana para la Innovación (FRI) el equipo estaba compuesto por Eva Galilea, Andrea Fernández, Angharad Pereda y Cristian Virto, estudiantes de la Universidad de La Rioja.

El equipo ha trabajado con la inclusión y la normalización de la discapacidad a edad temprana. La solución planteada busca que personas con discapacidad se desarrollarán profesionalmente en puestos de trabajo con cierta autoridad. Este equipo ha planteado la creación de la figura de técnico auxiliar de apoyo a la labor docente en las aulas de Educación Infantil –con el fin de que personas con discapacidad se desarrollen profesionalmente en puestos de trabajo con cierta autoridad- y la creación de una titulación oficial acorde.

En el caso de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), el equipo estuvo compuesto por Marina Arraiza, Javier Romero y Alexandra Martínez, estudiantes todos ellos de este campus que realizaron un estudio sociológico de la comunidad universitaria para detectar patrones de comportamiento. Este estudio ha sido útil para después plantear posibles iniciativas que cumplieran las expectativas a corto y largo plazo de la UPNA.

A corto plazo, los resultados han servido para diseñar actividades dentro del programa conmemorativo del 30º Aniversario de la UPNA y, a largo plazo, les servirá para diseñar estrategias de integración de los estudiantes en los procesos de diseño de iniciativas institucionales.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión