Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los autónomos aragoneses constatan caídas en la facturación por la crisis independentista

Transportistas y profesionales del sector cárnico catalanes estudian ya su posible traslado a la Comunidad. UPTA reclama "bonificaciones" a la DGA para atraer a los trabajadores que quieran instalarse en la región.

Los transportistas catalanes también están afectados por la crisis independentista.
Los transportistas catalanes también están afectados por la crisis independentista.
Asier Alcorta/Heraldo

Los autónomos aragoneses que trabajan con Cataluña están empezando a constatar los efectos de la crisis independentista en su facturación. La Asociación de Trabajadores Autónomos de Aragón asegura que hay profesionales que ya han notando "descensos" de ventas este mes. "La incertidumbre hace que no estén tranquilos. Ese miedo al qué pasará hace, además, que las inversiones se paralicen", confirma

su presidenta, Mayte Mazuelas, que recuerda que Aragón cuenta con más de 105.000 autónomos y que Cataluña supera los 548.000.

La situación afecta, sobre todo, a aquellos que dependen en mayor medida de sus clientes catalanes, aunque "no se puede generalizar". Se notó, por ejemplo, en días como la huelga convocada a principios de mes por los independentistas, que tuvo efectos en Aragón y en Cataluña.

Mazuelas cree que hay colectivos que podrían verse especialmente afectados. "Están, por ejemplo, los artesanos", apunta. La incidencia, en todo caso, es mayor en Cataluña, de ahí que haya profesionales que hayan mostrado interés en trasladarse a Aragón.

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Aragón, Álvaro Bajén, asegura que existe un especial interés en sectores como el del despiece de carne, donde hay cooperativas "100% de autonónomos". También cree que habrá numerosos transportistas que terminarán en la Comunidad.

En su opinión, se va a producir "un efecto en cadena", aunque está por ver cuánto tiempo durará. Esto lleva al secretario general de UPTA a reclamar "bonificaciones" al Gobierno de Aragón para ayudar a aquellas personas que quieran instalarse en la región. Propone que se les aplique la tarifa plana durante un tiempo determinado, lo que les llevaría a pagar 50 euros al mes y no 275. La DGA, no obstante, ya adelantó que no iba a fomentar estos traslados, por lo que medidas como las que plantea se antojan poco probables.

Bajén, que también ejerce de vocal en la Cámara de Comercio de Zaragoza, tiene intención de analizar qué incidencia tendrán sobre los autónomos las 51 empresas catalanas que ya han confirmado su traslado a Aragón. "Queremos saber si los contratarán aquí o tendrán que venir", sostiene.

La incertidumbre generada por la deriva independentista ha hecho que tanto ATA como UPTA lleven semanas atendiendo consultas. "La mayoría son de índole jurídica. Los hay que quieren saber qué deben de hacer para mover su empresa", dice Mazuelas.

Los autónomos, en todo caso, no tienen tantas facilidades para deslocalizarse como las grandes empresas. "Quien tiene una peluquería, un restaurante o una tienda de calzado no puede moverse 300 kilómetros así como así. Sus clientes están en Cataluña y no les van a seguir; es allí donde han invertido sus bienes presentes y futuros. Muchos están endeudados, no pueden cerrar el negocio y abrirlo en el paseo de la Independencia", expone. Señala, por otra parte, que la crisis independentista tendrá especial incidencia entre aquellos aragoneses afincados en Cataluña que trabajan en sectores como la hostelería o el turismo.

Todo esto hace que el grueso de estos profesionales vayan a seguir en Cataluña. "El autónomo es el último en abandonar su estructura. Cuando lo hace es porque resulta inevitable", añade Bajén.

Descenso del consumo

ATA y UPTA coinciden en que las afecciones serán mayores "cuanto más se dilate esta situación". "Si va más allá de un trimestre se va a producir un importante decrecimiento de la economía. Afectará a Aragón, a Cataluña y al conjunto de España", señala Bajén.El secretario general de UPTA teme que la caída del Producto Interior Bruto lastre el consumo y repercuta especialmente en los autónomos, así como que esta circunstancia ralentice la creación de empleo o incluso pueda destruir puestos. "Si cae 1,2 puntos como se ha dicho nos va a destrozar", añade.

Pese a que es pronto para llegar a conclusiones estadísticas, los autónomos temen que la incertidumbre y la inseguridad jurídica se extienda más allá de noviembre y contagie a la campaña de Navidad, de ahí que confíen en que "impere la cordura" cuanto antes. "Apoyaremos todas aquellas iniciativas que devuelvan la legalidad, la certidumbre y la convivencia a Cataluña", afirma la presidenta de ATA Aragón. Por ahora, unos y otros desconocen si los efectos de esta crisis serán o no reversibles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión