Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo Joven

El cine de terror: más que sangre, susto o muerte

Desde el terror psicológico hasta el cómico, pasando por monstruos, psicópatas y extraterrestres.

Escena de la mísica película 'Psicosis' de Alfred Hitchcock.
Escena de la mísica película 'Psicosis' de Alfred Hitchcock.

Seguro que conoces a alguien que no iría ni loco al cine a ver al famoso y espeluznante payaso de Stephen King. Tal vez seas incluso tú, quien utiliza a menudo la frase de: “A mí es que no me gustan las películas de miedo”. ¿Ninguna, ninguna? ¿Sabes qué cabe exactamente dentro de la categoría de “películas de miedo”?

El cine de terror está compuesto por muchos subgéneros en los que no tiene por qué dominar el factor “susto”, las criaturas que giran sus articulaciones 360 grados o el despilfarro de sangre artificial estilo Tarantino, sino que tienden a desmarcarse o, a menudo, a combinarse. Puede que, dentro del género más inquietante, haya un estilo que sí te guste. Aunque, eso sí, comprueba la etiqueta de ‘no recomendado para menores de…’.

Algunos subgéneros de terror

'Slasher' y psicópatas varios

“Slash, slash, slash, slash”. Así es la onomatopeya inglesa para referirse al sonido que hace un cuchillo clavándose en una víctima. Y así ('slasher') es como se le llama al subgénero de terror protagonizado por psicópatas que quieren arruinarle la vida a uno o varios personajes, quizá porque una de las obras pioneras y míticas que harían popular este subgénero es ‘Psicosis’, de Alfred Hitchcock, en la que el asesino utiliza un arma blanca para perseguir a la joven. En resumen, los personajes van muriendo a lo largo que avanza la historia. El posterior ‘boom’ ha dejado obras como 'La matanza de Texas', 'Las colinas tienen ojos', 'Viernes 13', 'Pesadilla en Elm Street',  'El muñeco diabólico', 'Scream', 'El silencio de los corderos'…

Ciencia ficción, eco-terror, apocalipsis y criaturas cabreadas

Extraterrestres malignos, dinosaurios furiosos, tiburones asesinos, momias, monstruos y seres mutantes de los que, en general, la especie humana, representada por un pequeño colectivo formado por una familia, un grupo de amigos o varios desconocidos a los que el caos ha unido, tiene que huir modo ‘survival’. Ese es el canon que se repite en este tipo de películas. Fácilmente combinable con otros géneros, con  tendencia a unos cuantos sustos y algo dependientes de la calidad de los efectos especiales. Uno de los pioneros de este cine fue el director de serie B, Roger Corman, con 'El cuervo' o 'La obsesión'. A este subgénero pertenecen obras como ‘La guerra de los mundos’, ‘La invasión de los ultracuerpos’ o ‘Godzilla’.

Hay quienes diferencian aquellas películas en las que el que el enfrentamiento es entre humanos y animales, como ‘Tiburón’ o ‘Los pájaros’, como otro subgénero: el eco-cine.

No-muertos con categoría propia

Aunque los zombies comenzaron perteneciendo a la categoría anterior, junto a vampiros, hombres lobo y el resto de oscuras criaturas, el pelotazo derivó en un amplio catálogo de series y películas (‘La plaga de los zombies’, ‘Zombi’, ‘El día de los muertos’,  ‘The Walking Dead’, ‘Rec’…) por lo que podrían tener su propia categoría.

Suspense o terror psicológico

O como angustiar a tu público con situaciones incomodísimas que rayan en lo desesperante colocando al espectador en concreta empatía con un personaje o una situación de la trama y atacándolo emocional y perturbadoramente. ‘Los otros’, ‘El sexto sentido’ o la serie ‘Black Mirror’ son un buen ejemplo de este tipo de subgénero.

Thriller

Se puede parecer al caso anterior, pero el thriller suele enmarcarse dentro de una temática misteriosa, que trata de destapar algún secreto. ‘Memento’, ‘Seven’, ‘Shutter Island’ o ‘El silencio de los corderos’, corresponden al subgénero thriller.

Surrealismo

Darren Aronofsky, para bien o para mal, ha dado mucho que hablar con su última obra: ‘Madre!’, el ejemplo perfecto de este subgénero de cine de terror surrealista y un rompecabezas para los críticos, que no se ponen de acuerdo. Inquietantes, desconcertantes y abrumadoras y con un fuerte componente de terror psicológico, así suelen ser las obras de este subgénero, como ‘El gabinete del Doctor Caligari’ o ‘El laberinto del Fauno’.

Terror cómico

Desde ‘La leyenda de Sleepy Hollow’ hasta ‘Zombieland’ o 'Bitelchus’, pasando por ‘Scary Movie’, o ‘Las brujas de Zugarramurdi’, juegan con el terror desde el humor, parodiando, reinterpretando y deformando el miedo.

Gótico

Hay monstruos y monstruos, y los clásicos vampiros, hombres lobo y criaturas tuvieron su momento en los años 30 y 40 con como ‘Drácula’, ‘Frankenstein’ o el Quasimodo de ‘Nuestra Señora de París’ poco tienen que ver con zombies o tiburones. Este estilo de influencia gótica evolucionaría en la década de los 50 en el apocalíptico de ciencia ficción ya comentado.

Gore

Visceral, específico y a menudo escatológico. ‘Posesión Infernal’, ‘El ciempiés humano’ o ‘Hostel’ son un ejemplo de que la sangre, la tortura y lo macabro son constantes en este tipo de cine de terror no recomendado para públicos sensibles.

Horror, posesiones y "paranormal activities"

A este subgénero pertenecen algunas de las obras más famosas, como ‘El Exorcista’, ‘La semilla del diablo’, ‘Annabelle’, ‘La mujer de negro’, ‘Paranormal Activity’ y el resto de películas de posesiones, exorcismos y criaturas del demonio.

De autor

No es propiamente un subgénero del cine de terror, pero hay muchos directores que dedican su talento a la filmografía oscura e inquietante, como Steven Spielberg, Roman Polanski, Alfred Hitchcock, James Wan o Wes Craven.

Geográfico

Tampoco es un subgénero como tal, pero dado que cada zona tiene su historia, su cultura, sus tendencias, sus éxitos y fracasos, no es extraño que también haya diferencias entre el cine italiano (‘El infierno’), el japonés (‘The Ring’), el español (‘Rec’, ‘El orfanato’) o el mexicano (‘Hasta el viento tiene miedo’).

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión