Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Estrecho de Valloré, nuevo espacio para gozar de la naturaleza del Maestrazgo

Este espacio natural privilegiado, en Montoro de Mezquita, es ahora de fácil acceso gracias a la instalación de un sistema de pasarelas por el río Guadalope. Se trata de un entorno de impresionantes paredes verticales, rico en vegetación y fauna, que desemboca en un hermoso valle.

Pasarelas instaladas en el río Guadalope, en el Estrecho de Valloré, en el Maestrazgo.
Pasarelas instaladas en el río Guadalope, en el Estrecho de Valloré, en el Maestrazgo.
Comarca del Maestrazgo

Montoro de Mezquita es una pequeña pedanía en la Comarca del Maestrazgo, habitada por solo seis personas. Sin embargo, en su entorno se encuentran auténticas joyas de la naturaleza. Entre ellos, algunos son bien conocidos como los Órganos de Montoro, el río Pitarque, la ermita de San pedro de la Roqueta o las pinturas Rupestres del Cantalar.

Igualmente espectaculares son otros dos rincones que hasta ahora han permanecido bastante desconocidos: los estrechos y el valle de Valloré, cuya inaccesibilidad los ha mantenido hasta ahora en un segundo plano. Hasta ahora, la única manera de llegar hasta este paraje era a través del río. Un sendero, el PR TE 81, tras un ascenso exigente no apta para personas con vértigo, subía desde el pueblo hasta el Mirador de Valloré, desde el cual se disfrutaba de unas vistas del valle y de los estrechos y paredones rocosos impresionantes.

Ahora, este extraordinario enclave podrá ser disfrutado por muchas más personas ya que se acaba de terminar la instalación de unas pasarelas en el río que facilitan que todo tipo de público pueda llegar el Estrecho de Valloré. A él se accede saliendo desde las eras del pueblo, bien hacia el mirador, bien hacia el rio y, tras recorrer un kilómetro, se llega al estrecho, ahora accesible gracias a los casi doscientos metros de pasarelas con los que se ha salvado el paso. Recorriendo estas pasarelas se puede llegar hasta el valle, y hasta el segundo estrecho, donde el río Guadalope se abre paso entre los verticales estratos calizos por el lugar más estrecho y angosto de todo su recorrido. El pozo Valloré es un espectacular tajo de apenas tres metros de ancho y una longitud de casi doscientos metros, abierto entre paredones que superan los cien metros de alto.

La pedanía de Montoro de Mezquita forma parte del municipio de Villarluengo. La actuación se ha llevado a cabo, gracias al del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE). Al anunciar este nuevo acceso, desde el Maestrazgo se ha expresado la voluntad de las autoridades de la comarca de continuar con actuaciones que pongan en valor este hermoso rincón, abriendo el segundo estrecho para poder cruzar al siguiente valle que lleva al estrecho de Bocainfierno, ya en Aliaga, además de otros espacios que hasta ahora son también desconocidos.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios