Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Banco de Alimentos de Zaragoza aumenta el control en sus donaciones

La entidad ha detectado irregularidades en cerca del 5% de los receptores.

El presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza, en las naves de Mercazaragoza.
El presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza, en las naves de Mercazaragoza.
Toni Galán

La labor del Banco de Alimentos de Zaragoza es ofrecer productos a quienes más lo necesitan. Este trabajo lo hace a través de 250 asociaciones, que actúan de intermediarias y reparten los alimentos a los receptores, casi 30.000 personas. Esta cifra ha disminuido notablemente en los últimos años, sobre todo tras el protocolo que desarrolla ahora el Banco. La creación de un equipo de visitadores, formado por entre 20 y 25 personas, que hacen inspecciones en todos los colectivos –como mínimo dos veces al año– ha permitido detectar duplicaciones de familias en algunas agrupaciones así como falta de registro del número de atendidos.

Esta entidad no distribuye alimentos a personas particulares, únicamente a las asociaciones que lo soliciten y que estén inscritas de manera legal y sin ánimo de lucro. Sin embargo, ante la sospecha de ciertas irregularidades de algunas entidades receptoras decidieron crear este equipo para asegurarse de que "el objeto social de la agrupación es repartir alimentos entre las clases desfavorecidas o personas en riesgo de exclusión". "Nosotros queremos hacer las cosas bien y dar a quien realmente lo necesita", explicó José Ignacio Alfaro, presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza.

Otro problema que han detectado es que ya no se sigue la cadena de los tres actores: Banco, asociaciones y receptores; sino que algunos beneficiarios han creado agrupaciones, y por lo tanto es más complicado controlar si los alimentos se reparten por igual entre todos los integrantes. "Nosotros no somos la policía, no podemos ir detrás de la gente", lamenta el presidente.

Un necesario control

Manolo López es el coordinador de los visitadores y al mismo tiempo también efectúa estas inspecciones. La variedad de asociaciones hace que el trabajo no sea el mismo con todas. "Algunas funcionan muy bien y tienen personal en plantilla, otros necesitan más nuestra ayuda", comentó el coordinador. "Nosotros vamos a que nos expliquen a cuánta gente atienden y ver si sus datos coinciden con los nuestros", añadió. Sin embargo, no siempre es así. Este trabajo de seguimiento ha desvelado irregularidades, ya que se han encontrado con asociaciones que, en un principio habían comunicado que atendían a 300 personas, y solo pueden demostrar la mitad. En otros casos, algunas se han negado a dar datos de los receptores y han pedido darse de baja, hecho que hace sospechar al Banco de Alimentos los usos de estas comidas. "Ante la duda siempre estamos en favor del débil pero tenemos que espabilarnos", comentó Alfaro.

Todas las asociaciones tienen que tener un registro de sus usuarios, donde aparece el cabeza de familia y los miembros. La sorpresa ha llegado al ver que en algunas estaban inscritos la madre y el padre por separado, es decir, que recibían el doble de alimentos. También se ha dado el caso de personas que percibían comida por varias fuentes. Ahora la supervisión es más estricta, las familias firman cada vez que se les da alimentos y el Banco, a su vez, también tiene estos datos. Se estima que con los últimos controles de estos dos años, la lista de beneficiarios se ha depurado en cerca de un 5%.

No es la primera vez que aparecen fotografías y vídeos de comida donada en contenedores de basura. Esta situación afea la labor del Banco de Alimentos, así como el de oenegés, quienes hace años que trabajan por los necesitados. "Se sabe de la picaresca e irresponsabilidad, pero también es cierto que se está atendiendo con plena satisfacción a comedores sociales, parroquias...", recalcaron. Las cifras no engañan y de 39.000 personas que recibían alimentos el año pasado, ahora casi no llegan a los 30.000. Además de los controles del equipo de visitadores, el Banco achaca esta reducción a la actual situación económica y al retorno de inmigrantes a sus países. No obstante, lamentan que siempre existirá una pobreza crónica a la que atenderán.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión