Despliega el menú
Aragón

El 40% de los alimentos debe mejorar su etiquetado

Un estudio llevado a cabo por diversos organismos del sector de la alimentación revela que es posible llevar a cabo mejoras en las etiquetas de información nutricional.

Jornada de presentación de los resultados de la encuesta.
Jornada de presentación de los resultados de la encuesta.
AIAA

Alrededor de un 40% de los alimentos que se comercializan en Aragón deberían mejorar la información nutricional que ofrecen a los usuarios en sus etiquetados. Así se desprende de las conclusiones de un estudio realizado entre consumidores aragoneses de entre 18 y 65 años y del estudio de las etiquetas de casi medio centenar de muestras de alimentos, cuyas conclusiones se presentaron en el foro sobre tendencias y comunicación de alimentos saludables, que se ha celebrado en Zaragoza.

En este estudio participa el Centro de Investigación y Tecnología de los Alimentos de Aragón (CITA), que organizó, junto al Clúster Aragonés de Alimentación, este foro. También forma parte la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón (AIAA), cuyo gerente, José Ignacio Domingo, explica que estas mejoras necesarias se refieren "a cuestiones no graves, mínimas o de matiz". Por ejemplo, "la disposición, el orden en el que se especifican los componentes en las etiquetas", detalla.

El contenido en grasas saturadas o monoinsaturadas, azúcares, fibra, proteínas o sal, son algunos de los datos que más echan de menos los consumidores antes de decidirse por un alimento u otro. Se trata de información "que las empresas pueden ofrecer de manera voluntaria, pero que recomendamos que se incluya", explica Domingo. Cabe destacar que, según dicho estudio, dos de cada tres consumidores leen "siempre o casi siempre" la información nutricional de los alimentos. Sin embargo, uno de cada tres de ellos reconoce tener un nivel de conocimiento bajo sobre este asunto.

"Es algo de lo que las empresas de alimentación son conscientes y hacen el mayor esfuerzo para que la información nutricional sea lo más accesible y comprensible posible", explica el responsable de la AIAA, quien asegura que los consumidores "son ahora mucho más exigentes en cuanto a la información que poseen de cara a su decisión de compra".

De hecho, según la encuesta, las principales modificaciones que sugieren los consumidores para aumentar su percepción del carácter saludable de un alimento son, por un lado, la reducción de grasas saturadas, aditivos, azúcar y sal y, por otro, el aumento de fibra y calcio.

Este nivel de exigencia se refleja también en el cambio de hábitos alimenticios de los consumidores hacia una alimentación más saludable. El 22% de los encuestados ha seguido una dieta alimenticia, el 51,8% ha consumido recientemente alimentos integrales y un 34% alimentos ecológicos.

Este proyecto, al que las empresas han aportado de forma voluntaria los alimentos para ser analizados, se extenderá durante un año más.

Segundo sector industrial

La industria alimentaria en Aragón es el segundo sector industrial de la Comunidad, con un peso en su PIB junto al resto del sector agroalimentario cercano al 10%. A falta de datos definitivos, facturó en torno a 3.500 millones de euros en 2016, consolidando su puesto como segundo sector industrial de Aragón.

El empleo directo generado por la industria alimentaria, según los datos de afiliados a la Seguridad Social para este sector en 2017, superó los 15.000 trabajadores, lo que supuso un incremento superior al 5% respecto al año 2016.

- Más información en el Suplemento Heraldo del Campo.

Etiquetas
Comentarios