Despliega el menú
Aragón
Fiestas del Pilar 2019

Heraldo Joven

Lo que nunca debe hacer un baturro o baturra del siglo XXI

Si se quiere ser riguroso con la Historia, hay que evitar estos seis errores frecuentes que se cometen al vestir la indumentaria tradicional.

Concurso infantil de jotas.
Concurso infantil de jotas.
Aránzazu Navarro

La Ofrenda de Flores marca un antes y un después en las fiestas del Pilar, llenando Zaragoza cada año de aroma a flores y transportando la ciudad al siglo XVIII y XIX a través de la indumentaria tradicional.

Pero, con frecuencia, entre mantones, fajas y castañuelas, aparece un reloj de pulsera, unas mechas californianas o una raya de ojo estilo 'pin-up' que rompe la estampa. "Los trajes regionales pertenecen a otra época, en la que se defendían otros valores, se seguían otras modas y se cosechaban otros gustos, todo ello en torno a una organización social, política y económica que, indefectiblemente, condicionaba la forma de vestir", explica Nieves García Oliver, historiadora del Arte. "Intentar evitar una serie de errores que se repiten habitualmente al lucir la indumentaria tradicional hará que vistamos el traje con respeto y siendo rigurosos con la Historia. Intentemos, pues, evitar el efecto 'disfraz', añade.

Para ello, Nieves ofrece una serie de consejos para solventar los errores más comunes a la hora de vestir la indumentaria regional:

 

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios