Despliega el menú
Aragón

Los pitos y gritos de "que se vaya" a Santisteve marcan el desfile de la Guardia Civil

El general jefe de Aragón, Carlos Crespo, ha tenido que recordar a los asistentes que se trata de "un acto militar" en el que "todo el mundo es bienvenido". El delegado del Gobierno ha llegado a rogar silencio y respeto con gestos.

Gritos de "alcalde, dimisión" en la celebración de la patrona de la Guardia Civil en la plaza del Pilar
Gritos de "alcalde, dimisión" en la celebración de la patrona de la Guardia Civil en la plaza del Pilar
Heraldo.es

Una sonora y cerrada pitada acompañada de gritos de "alcalde dimisión" y "que se vayan" ha marcado el comienzo de la parada militar que con motivo de su patrona, la Virgen del Pilar, ha celebrado la Guardia Civil en Zaragoza. Los abucheos se han producido en el momento en que Pedro Santisteve y los concejales de Zec accedían a la plaza del Pilar, minutos antes de que el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, y el general jefe de la Guardia Civil en Aragón, Carlos Crespo, pasaran revista a las unidades para iniciar el acto.

Las protestas no han cesado hasta que la bandera nacional ha entrado en la plaza y se ha interpretado el himno de España. De hecho, los varios miles de personas que asistían a la parada han aprovechado ese momento para aplaudir con fuerza y corear vivas a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Pero cuando la banda de música ha dejado de tocar, han vuelto ha hacerse oir con fuerza los gritos de "que se vayan".

Como la protesta estaba impidiendo que el acto se desarrollara con normalidad, ha tenido que ser el general Carlos Crespo quien se pusiera ante el micrófono para recordar a los presentes que asistían a "un acto militar" donde "se honra la memoria de quienes se han sacrificado por la patria". Carlos Crespo ha puesto fin a esta primera e improvisada intervención diciendo que a este acto "todo el mundo es bienvenido".

Una gran ovación y más vivas han sucedido a las palabras del máximo responsable de la Benemérita en Aragón. Sin embargo, durante la entrega de medallas y distinciones, en la que ha participado el alcalde Santisteve, han vuelto a escucharse los pitos y los gritos de "fuera".

La parada militar en la plaza del Pilar, que ha comenzado a las 12.30, ha contado también con la presencia del  presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido, y del vicepresidente del Gobierno aragonés, Vicente Guillén.

En su alocución, Gustavo Alcalde ha resaltado que la labor de la Guardia Civil en Cataluña ha sido un "ejemplo de profesionalidad y proporcionalidad".  El delegado del Gobierno ha subrayado el compromiso de la Benemérita con "la democracia, la libertad y la defensa de la ley". Se ha manifestado "orgulloso" del trabajo que están realizando los agentes en Cataluña, ha destacado que "sin ley no hay democracia" y ha hecho hincapié en las "mentiras" que los secesionistas propagan al decir que no tienen democracia, cuando se han celebrado 36 convocatorias electorales en sus 40 años de autonomía y es uno de los territorios de Europa con más autogobierno. También se ha referido a la "manipulación a los niños en los centros escolares" y al acoso que sufren los agentes y sus familias, y ha calificado de "intolerable" el "odio a España y a lo español".

El delegado ha hecho alusión a la amenaza del terrorismo yihadista y ha calificado de "impresionante" la "impagable" labor de la Guardia Civil por velar por la seguridad de todos los ciudadanos en todos los campos. En concreto, ha mencionado a los 3.000 agentes que operan en Aragón adscritos a 22 especialidades.

El mensaje de Gustavo Alcalde ha sido recibido con aplausos de los presentes.

Homenaje a las víctimas de la Casa Cuartel de Zaragoza

El tradicional homenaje a los caídos ha contado este año con la presencia de dos víctimas del atentado contra la casa cuartel de la avenida de Cataluña de Zaragoza, ocurrido el 11 de diciembre de 1987. Al cumplirse el 30 aniversario de esta cruel acción terrorista -de la que fueron víctimas 11 personas, entre ellas, 5 niños- la Guardia Civil ha querido contar con la presencia de Pascual Grasa, agente que resultó herido, y la viuda del cabo José Ballarín, que murió asesinado en el atentado como su hija de seis años.

Durante las alocuciones, se ha hecho también una mención especial al guardia civil de Tráfico Rafael González Novales, que falleció este pasado verano en acto de servicio cuando se dirigía en moto a atender a un accidentado.

A la conclusión del acto de este jueves, cuando la bandera se ha retirado, poco antes del desfile, los presentes han vuelto a corear gritos como "Este alcalde no nos representa".

Este acto se produce después de que este miércoles se celebrase una masiva concentración en apoyo a la Policía y a la Guardia Civil por los sucesos de Cataluña, y tras el malestar que ha suscitado en algunos sectores la anunciada presencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la capital aragonesa el próximo sábado con motivo del pregón de las Fiestas del Pilar, para recoger la Medalla de Oro que el Ayuntamiento de Zaragoza concedió a la Ciudad Condal y a Cambrils por los atentados que sufrieron el pasado mes de agosto. Finalmente, la alcaldesa no saldrá al balcón del Ayuntamiento "por problemas de agenda". El concejal Fernando Rivarés ha recordado este que la decisión de conceder la medalla a ambos municipios fue respaldada de forma unánime por todos los grupos representados en el Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios